Lunes, 13 Septiembre, 2021 - 12:49

¿El voto en blanco es para el Poder Judicial?
Por Juan Carlos Starchevich*

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Ante la creciente cantidad de votos en blanco, de un modo significativo, podría llevar a la siguiente reflexión:

Teniendo en cuenta que el Estado está compuesto por tres poderes, el ejecutivo, el legislativo y el judicial y solo se elige en dos de ellos, como bien lo sabemos, el ejecutivo y el legislativo; tenemos un Poder que no está sujeto al ámbito electoral, el judicial.

¿Acaso significaría, si llegara a predominar el voto en blanco, que el pueblo le está transfiriendo toda la responsabilidad en la totalidad de los poderes del Estado al Poder Judicial?

¿Por qué a los políticos les molesta tanto el voto en blanco?

¿Será que los que votan de este modo no están de acuerdo con la democracia o quizás, hartos de la corrupción, de la inmoralidad y vanidades, no quieren conferirles la responsabilidad del gobierno y el destino de todo un país a estas personas?

El voto impugnado a nadie le importa y no genera resonancia por considerarse un error del votante.

Me caben muchas preguntas y me pellizco el brazo para despertar si acaso estoy soñando, cuando veo o escucho a gobernantes y candidatos de todos los partidos políticos que llenan de indignación y vergüenza a todo un pueblo. También cuando los delincuentes son privilegiados y exentos de todas responsabilidades, sean ciudadanos comunes, gobernantes o gremialistas. O cuando vemos que los que cumplen alguna función gubernamental, legislativa o sindical se enriquecen mientras que el pueblo se empobrece cada vez más. Mucha gente ya ha perdido la esperanza y no sabe qué hacer para corregir todo esto.

¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es nuestro destino?

Es posible que el voto en blanco sea un pedido de auxilio al Poder Judicial, como recurso último, para revertir esto que cada día empeora más y más. Ya no importa si seremos Venezuela u otro; lo importante es que somos Argentina en estado de oxidación crítica y esto no nos hace mejores que otros.

Hay que despertar de este largo sueño, que para muchos es una pesadilla, abrir bien los ojos, agudizar los sentidos y no pensar que la responsabilidad sólo consiste en votarle a “A” o a “B”, sino que en A y B se haga justicia.

Es solo una opinión.

(*) Ingeniero.