Martes, 15 Octubre, 2019 - 17:16

El valor de las mujeres rurales y su rol como madres

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La maternidad, entendida como un rol social, tiene variaciones de acuerdo a la cultura, la edad, la época, situación económica y muchos otros factores que son los mismos que nos atraviesan como seres humanos. 
 
En la ruralidad, ser madre tiene el mismo significado y valor que en cualquier otra parte, sin embargo, presenta cualidades propias del entorno que muchas veces no son tenidas en cuenta y que se corresponden con el rol que las mujeres cumplen en este ámbito. 
 
Angélica Kees, es ingeniera agrónoma y trabajó por mucho tiempo junto a las mujeres en la ruralidad. “Son estratégicas en la producción de alimentos, transmisión de saberes, cuidados de las culturas, preservación y selección de semillas; en los trabajos productivos, de cuidados y en acciones comunitarias, y sin embargo sólo el 13% son dueñas de tierras agrícolas”, explica. 
 
Esto se suma a una sobrecarga de tareas que no tienen una retribución suficiente. “Tienen menor seguridad en los ingresos, menor poder de decisión en sus hogares y en la comunidad circundante y la imposibilidad de ser sujetas de crédito”, agregó Kees.
 
 
Sumado a esto, cumplen el importante rol de la maternidad y el cuidado de la familia, tarea que está completamente orientada hacia las mujeres. “La mujer sigue haciendo el mismo trabajo de todos los días: labores de la tierra, cuidado animal, limpieza, planificación de la casa, cuidado de los niños”, contó Ana Machuca de la colonia Puente Philippón, en cercanías de Makallé. 
 
Ana es madre de dos jóvenes de 21 y 15 años, y de una bebé de uno, además es parte de la Unión de Pequeños Productores del Chaco. Retrata cómo es ser madre en el contexto rural y detalló: “La madre quizás deja de hacer el trabajo pesado, que tiene que ver con el acarreo de agua o de leña, siempre y cuando tenga un familiar que lo pueda hacer, pero si no lo tiene lo sigue haciendo”. 
 
Respecto a la etapa del embarazo, Ana Machuca explicó: “En el ámbito rural no difiere mucho de lo que es en el ámbito de la ciudad o en los pueblos, transcurre con total normalidad, excepto por la planificación de control del embarazo”. Y sobre esta salvedad especificó: “Es una tarea que lleva planificación, porque a veces lleva media jornada o una jornada entera, entonces para ir a un control médico se realiza una planificación especial que se elabora con tiempo”. 
 
En zonas rurales las mujeres asumen múltiples tareas, entre ellas se encuentra la maternidad en la mayoría de los casos. Con esto, el cuidado de los hijos se suma al complejo entramado de funciones que la mujer desempeña en la ruralidad.