Lunes, 16 Diciembre, 2019 - 20:13

El titular de la UTA desde el techo del lugar advirtió: “Si suben los mato a fierrazos"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
“Se metieron al gremio, tomaron hasta el cuarto piso, rompieron todo”. Con esa palabras describió el titular de la UTA, Roberto Fernández, la tensa situación que se vive en el edificio del gremio luego de que un grupo de choferes irrumpiera por la fuerza.
 
“Este grupo me tomó el gremio, lastimaron a todos, estoy arriba del techo, a lo mejor son las últimas palabras que te digo”, dijo con desesperación el gremialista en una entrevista telefónica con Jonatan Viale desde el techo del edificio del gremio, donde permanece atrincherado.
 
Esta tarde un grupo de choferes de colectivos que trabajan para la Empresa Grupo Dota SA protagonizó violentos incidentes en la sede de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) luego de que Roberto Fernández descalificara el paro y los cortes en los puentes La Noria, Pueryrredón y Alsina que realizaron en forma sorpresiva cerca del mediodía.
 
“Yo voy a resistir, si suben al techo los mato a fierrazos", amenazó Fernández al tiempo que exigió la intervención de la policía para controlar la situación en la puerta del gremio.
 
Y agregó: "Que la policía venga a rescatar a la gente, a mí no, yo soy el capitán, dejame para lo último, acá hay muchos empleados que no tienen nada que ver, nosotros no somos patoteros”.
 
Según revelaron fuentes gremiales, el violento enfrentamiento dejó ocho heridos. Seis están internados en el Hospital Ramos Mejía y, otro, en el Penna, en tanto el restante recibió un disparo de bala.
 
Los incidentes comenzaron esta mañana en el Puente Pueyrredón y continuaron de manera feroz esta tarde frente a la sede sindical, luego de que se movilizaron hacia el lugar los trabajadores de la empresa de la línea 60 (DOTA), que rechazan la conducción de Fernández y decidieron hoy un paro por tiempo indeterminado en la Ciudad y el conurbano bonaerense, en demanda de mejoras salariales y en rechazo de dos despidos.
 
La sede sindical, ubicada en el barrio porteño de Once, fue destrozada, mientras se produjeron corridas, enfrentamientos con elementos cortantes y a puños y ocho heridos.
 
Miguel Bustinduy, ex dirigente de la UTA, explicó esta tarde que “el paro de 50 líneas de colectivos continuaba esta tarde por mejoras salariales y el rechazo a dos despidos de un trabajador de la compañía que tiene fueros gremiales”, y señaló que “se impone de manera urgente una recomposición de los haberes porque ya no alcanzan para comer”.
 
Desde esta mañana y, por tiempo indeterminado, están paralizadas las líneas de colectivos 5, 6, 7, 8, 9, 21, 25, 28, 44, 50, 56, 76, 91, 100, 101, 115, 117, 135, 146, 150, 161 y 188.
Fuente: 
Infobae

Notas relacionadas