Viernes, 29 Mayo, 2020 - 20:06

El STM repudió las “maniobras arbitrarias del Ejecutivo”, tras la separación de Sardi

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Luego de conocerse que el intendente de Resistencia Gustavo Martínez, a través de una resolución, separó del cargo de director General de Tránsito a Darío Sardi, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales emitieron un comunicado criticando la edida.
 
Cabe recordar que Sardi es el secretario general adjunto del sindicato que es conducido por Jacinto Sampayo.
 
Desde el espacio que representa a los trabajadores del municipio se declararon en estado de alerta ante la situación.
 
Además, desde el STM repudiaron “la actitud del intendente Gustavo Martínez, quien en una decisión absolutamente arbitraria, con una clara intencionalidad de menosprecio a la actividad sindical y de avasallamiento institucional, y eludiendo reglamentaciones vigentes plasmadas en estatutos y leyes laborales, procedió a la separación del cargo del Director General de Tránsito y Secretario Adjunto del STM, Darío Sardi”.
 
Con actitudes de esta naturaleza continúa haciendo uso y abuso de su cargo como Intendente, que se suman a la multiplicidad de equívocos que viene cometiendo y que seguramente la ciudadanía de Resistencia terminará siendo la perjudicada ante la inminencia de planteos judiciales del STM que va a tener que enfrentar el Municipio, principalmente en esta instancia donde claramente se han vulnerado derechos constitucionales básicos”, afirma el comunicado.
 
Ante este nuevo hecho el STM se declara en estado de alerta para todos los afiliados y a la brevedad se comunicarán los pasos a seguir en referencia a estos hechos que crean inquietud sobre la estabilidad laboral en toda la masa de trabajadores”, agregaron.
 
Por último, señalan que “el caso de la separación de Darío Sardi es emblemático ya que fue una determinación arbitraria, sin ningún proceso administrativo de rigor, con la ausencia de un sumario administrativo válido que corresponde en esta instancia y sin la intervención de las áreas técnicas y legales que tiene el Municipio para determinar las responsabilidades imputadas en el caso que las hubiere”.
 
Esta mañana, luego de ser notificado, Sardi había calificado el hecho como un “atropello institucional” y adelantó que recurrirá a la justicia para que se defina su situación.
 
Por el momento, la resolución de Martínez lo separa del cargo de director General de Tránsito, “debiendo limitarse a ejercer sus funciones como director de Registro de Conductor”.
 

Notas relacionadas