Martes, 4 Agosto, 2020 - 20:21

El sector económico de Chaco celebra el acuerdo con bonistas: "Es muy importante para encarar la reactivación"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Luego del anuncio oficial respecto al acuerdo del Gobierno con los principales grupos de bonistas, que tuvo el apoyo de todos los sectores políticos, también desde el sector económico de la provincia lo celebran y lo toman como el punto de partida para la reactivación económica.
 
 
 
En ese marco de buenos signos para la economía nacional luego de un largo tiempo, diferentes actores económicos de la provincia también tiene buenas expectativas para el futuro, sobre todo con la esperanza de que el acuerdo sea un punto de partida hacia la reactivación económica.
 
Uno de los que ponderó el el anuncio fue Rubén Piceda, presidente de la Bolsa de Comercio del Chaco, quien si bien manifestó que todavía "no se conoce la letra chica del acuerdo", señaló que "me parece muy bien que hayan llegado a un acuerdo porque es una base muy importante para encarar el proceso de actividad económica que tiene que encarar nuestro país".
 
"Indudablemente ha perfilado la deuda para después del mandato nuestro presidente, tiene otros vencimiento durante su gestión pero esto hace que Argentina no caiga en default y todas las consecuencias", analizó y continuó: "Me parece que tiraron la soga hasta donde dio y cerraron en el orden de 54 dólares cada 100 que debían y emiten bonos entre 10 y tal vez 20 años para amortizar capital, el tema prácticamente pasa a ser un problema a partir de tres años en adelante".
 
Piceda remarcó que "me parece fundamental que se haya cerrado porque ahora hay que volcar las energías en reactivar la economía, se puede planificar en una base cierta".
 
En ese mismo sentido opinó José luis Cramazzi, presidente de la Federación Económica del Chaco (FECHACO), que indicó que es "bienvenido que haya habido un acuerdo porque creo que a partir de ahora puede ser previsible hacer algún plan económico, más allá de que el presidente dijo que no tienen ningún plan, creo que como cualquier actividad uno hace unas proyecciones y sabiendo cuándo tiene los cumplimientos, bienvenido sea".
 
Además, Cramazzi resaltó que "hubo una excelente respuesta de los mercados, subieron las acciones, los bonos, el dólar blue bajó unos puntos, o sea que hay una buena reacción por parte del mercado".
 
Por su parte, Martín Giménez, representante de la Cámara de Comercio de Resistencia, también calificó el acuerdo como "muy positico" y consideró que "va a beneficiar de forma indirecta a las pymes, al sector comercial, al sector empresarial, ya están subiendo las acciones de empresas argentinas y demás".
 
Además, para Giménez el anunció traerá dos consecuencas: "La primera es una cierta estabilidad o inclusive hasta una baja en el dólar, lo cual para nosotros es beneficioso porque tanto en el sector comercial como industrial se importan muchos productos".
 
"Por otro lado va a traer un poco de estabilidad y previsibilidad macroeconómica, lo cual también nos beneficia y también va a beneficiar las cuentas tanto de la provincia como de los municipios y será un alivio para nosotros", agregó.
 
EXPECTATIVAS A FUTURO
 
Tanto Piceda como Cramazzi no ven en el corto plazo que la economía nacional pueda mostrar buenos números, pero sí consideran que Chaco puede tener un rol central en lo que respecta a la agroindustria.
 
Justamente la semana pasada Jorge Capitanich dejó conformado el Consejo Agroindustrial de Chaco, lo que a la vez le permite a la provincia tener representación en el Consejo Agroindustrial Argentino, y es el propio Piceda el que lleva esa representación-
 
"Estamos haciendo toda una campaña de difundir un documento con determinados requerimientos para estabilidad fiscal, financiera, laboral por los próximos 10 años, a partir de este arreglo de la deuda y la necesidad de salir de la pandemia, porque el país económicamente va a quedar muy afectado", expresó picedo.
 
El integrante del Consejo Agroindustrial Argentino dijo que "hay que generar condiciones para que las inversiones sean atractivas, yo creo que hay muchos recursos en los bancos, en las cajas de seguridad, en los colchones, mucha moneda, en dólares, en pesos, en Leliq (que los bancos las tienen que colocar ahí porque no tienen forma de colocarlo en la actividad productiva)".
 
"Por eso insistimos en ese documento que hay que establecer reglas de juego estables para 10 años, donde uno tenga determinadas condiciones impositivas, pero estamos prometiendo en todo el proceso agroindustrial argentino un incremento de las importaciones de 65.000 millones a 100.000 millones de dólares, tal vez en un período de 5 años si se realiza la inversión y aparece el financiamiento. Inclusive estamos proyectando que 700.000 argentinos van a conseguir trabajo en este proceso de inversiones", subrayó.
 
Cramazzi por su parte expresó que "estamos convencidos que el motor de Argentina y también de Chaco es la agroindustria" y añadió que "por eso el gobernador la semana pasada convocó -a la conformación del Consejo Agroindustrial de Chaco-, porque nuestra provincia tiene que dejar de ser una provincia de producir producción primaria que vaya a los puertos, que se vaya a industrializar a otra provincia, y comenzar a sacar valor agregado a nuestra producción porque eso genera empleo de mayor calidad, movimiento económico, un crecimiento tecnológico y mayor bienestar para la provincia".
 
Giménez se refirió a lo que respecta a la capital chaqueña y expresó que "en Resistencia, en el caso que se pueda mantener la desescalada, va a ir creciendo semana a semana -el consumo-". "La primera semana las ventas rondaron el 40% de lo que era prepandemia, entendemos que todas las semanas va a ir mejorando un poco, vemos que en el microcentro todos los días hay un poco más de movimiento, que no es comparable con lo que había antes, pero se nota una recuperación gradual que nos da muy buenas expectativas", dijo.
 
ENCAUSAR LA ECONOMÍA
 
Claro que no será fácil para el país salir de la retracción económica que trae un arrastre desde antes de la pandemia pero que sin dudas se vio acentuada por la cuarentena y el cierre obligatorio de comercios no esenciales, al igual que en el mundo.
 
En ese sentido, el presidente de la Bolsa de Comercio del Chaco cree que "números positivos vamos a empezar a ver a partir del año que viene, creo que el resto de este año vamos a preparar los instrumentos, las inversiones" y consideró que los meses que quedan del 2020 "van a ser muy duros y habrá que seguir emitiendo para atender los problemas sociales fundamentalmentes".
 
"La única salida que tiene nuestro país es incrementar las exportaciones, todo lo que podamos exportar tenemos que exportar porque hay que generar las divisas para que estos acuerdos que se están cerrando tengan con qué atenderse, con qué pagarse", agregó.
 
Para Cramazzi "es muy difícil pronosticar algo" y graficó que "acá se está trabajando prácticamente al día a día o semana a semana debido a la situación de la pandemia". "Recién se está reactivando un poco la apertura del comercio, la actividad comercial, pero si mañana la curva -de índices sanitarios- llega a aumentar, automáticamente uno puede volver a la fase 1, como ocurrió en países como Australia o Israel, también puede ocurrir en nuestra provincia", consideró con algo de moderación.
 
Con algo más de confianza para el sector que representa, Martín Giménez estima que, de continuar con las flexibilizaciones, llevará "entre 6 y 8 semanas para llegar a un valor de ventas que ronde el 70% o 75% de las ventas prepandemia, que es el valor que ha alcanzado en otras ciudades que ya tienen más tiempo de flexibilización comercial".
 
De igual manera, consideró de suma importancia "la apertura del rubro gastronómico, que son muchas empresas pero más allá de eso son de mano de obra intensiva, tienen mucho personal trabajando, la reapertura con protocolos especiales y limitaciones en la cantidad de gente va a venir muy bien para toda la economía en general".
 

Notas relacionadas