Martes, 15 Septiembre, 2020 - 08:22

El radicalismo chaqueño y la política post pandemia
Por Daniel Solis (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Sin desestimar y, dándole la importancia que se merece esta grave situación que estamos viviendo debido a la pandemia del COVID-19, que prácticamente se ha convertido en un tragedia sanitaria, social y económica en todo el país, considero que después de esta  gran tormenta, volverá a clarear el horizonte.
 
El camino por recorrer es largo y no será fácil recomponer todo lo que trajo y está dejando esta pandemia, pero resulta indispensable  activar la dinámica política partidaria y asumir con fuerza el rol opositor que realmente nos corresponde desde la Unión Cívica Racial , siendo constructivos y con propuestas concretas para atender y democratizar los reclamos de nuestra sociedad.
 
Para ese fin, es necesario encarar un proyecto político post pandemia, donde  la cohesión política y la esencia que dio origen a nuestro centenario Partido, sea el eje principal para solidificar un trabajo orientado siempre al bien común de toda la sociedad chaqueña.
 
Es necesario revisar los viejos libros de nuestra historia para darnos cuenta que la ética, la moral, las buenas costumbres, la honestidad, accionar limpio y de frente a la sociedad siempre fueron de la mano con nuestro centenario Partido. Si hacemos un fuerte revisionismo podremos observar, que si bien hubo grandes líderes, siempre detrás de cada uno de ellos estuvo un gran equipo de trabajo para apuntalar su accionar. Hoy en nuestra provincia y en nuestra UCR, es necesario e imprescindible la conformación y protagonismo de ese gran equipo de trabajo.
 
Previamente debemos encarar entre nosotros una honesta y sincera reflexión, fijando objetivos y contenidos que nos lleven a trabajar sobre los reales problemas de nuestra sociedad. Debe primar la madurez política y desechar esa “politiquería contemporánea” donde prevalece el individualismo y cada Partido utiliza la Política como un arte de buscar beneficios personales y perpetuarse en un determinado espacio o cargo, sin importarles los requerimientos y necesidades de la gente.
 
En este tiempo, es lamentable que se haya perdido la dignidad, la lealtad, las convicciones y, sobre todo, que se pone por delante los intereses individuales en lugar de la esencia política- partidaria.
 
Insisto, tal cual lo vengo manifestando, desde la Unión Civica Radical, debemos recuperar el protagonismo y esa esencia Partidaria asumiendo con fortaleza nuestro rol opositor, con críticas constructivas y propuestas para que toda  la sociedad vuelva a mirarnos como la alternativa en donde puedan hacer escuchar sus reclamos y necesidades.
 
Hoy nuestra provincia está fragmentada, donde  podemos observar al campo en grave emergencia, al sistema de salud quebrado, a un sistema educativo sin horizonte claro, a los trabajadores desprotegidos, a la seguridad pública a la deriva y  otras cuestiones sociales sobre las cuales nuestro Partido debe marcar presencia para hacer escuchar la voz del Pueblo.
 
La sociedad en su conjunto necesita de políticos que realmente trabajen para el bien común y brinden respuestas con perspectiva de futuro, es la única manera que se vuelva a confiar en la Política como una herramienta válida. Debemos retomar ese camino para dejar un ejemplo claro a las generaciones venideras.
 
(*) Integrante del Comité Provincial de la UCR-Chaco