Lunes, 20 Mayo, 2019 - 12:04

El presunto autor del doble crimen en el Congreso pedirá declarar ante el juez

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Juan José Navarro Cádiz pedirá ampliar su declaración indagatoria en el marco de la causa en la está acusado de ser el presunto autor material del doble crimen del diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón, cometido en la Plaza del Congreso, para dar su versión de los hechos luego de que se negara a declarar cuando llegó extraditado de Uruguay, informaron hoy fuentes judiciales.

“El sábado era una locura indagarlo a la 1.30 de la madrugada, después del traslado desde Uruguay. No estaba en condiciones para una declaración. En unos días, probablemente el jueves, le voy a pedir al juez la ampliación de la indagatoria”, dijo hoy a Télam su abogado, Ramón Arigós.

El imputado continuaba hoy alojado en la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal (SPF) que funciona en la alcaidía del Palacio de Tribunales.

"Quiero que se tranquilice y pueda declarar de la mejor manera cuando le cuente al magistrado lo que sucedió esa noche", agregó Arigós.

Navarro Cádiz es el imputado más comprometido en la causa ya que quedó filmado bajando del auto desde donde el 9 de mayo se cometió el ataque, en su casa de Montevideo 76 se encontró la pistola calibre .40 usada en el doble crimen y otros acusados lo señalaron en sus declaraciones como el autor de los disparos.

Además, en otro domicilio, la casa de su padre Miguel Navarro Fernández (55), en la calle Virrey Cevallos 215, donde el imputado dijo que vivió toda su vida, los investigadores hallaron dibujadas en una pared siluetas con impactos de algún tipo de proyectil.

"Son figuras humanas dibujadas con crayón o marcador sobre una pared y que en su interior tienen impactos redondeados, como si hubieran estado practicando tiro al blanco", dijo a Télam una fuente judicial, que precisó que los disparos habrían sido realizados con algún tipo de arma de aire comprimido.

El dato llamó la atención del juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades, quienes lo incorporaron a la imputación que el sábado a la madrugada se le leyó a Navarro Cádiz, detenido en Uruguay, como un elemento que puede pesar a la hora de intentar probar si hubo premeditación en el ataque del 9 de mayo último.

En la misma imputación -a la que accedió Télam-, surgió el dato de que nueve minutos antes del ataque los asesinos pudieron detectar y seguir los movimientos de las víctimas mientras caminaban por la plaza Congreso, pues Olivares y Yadón pasaron por primera vez frente al auto Volkswagen Vento a las 6.41 y los disparos se produjeron a las 6.50, cuando daban la segunda vuelta.

Al describir el hecho, el juez afirma que "los atacantes se valieron del estado de indefensión de las víctimas", quienes se hallaban en "un espacio público con sus mecanismos de defensa bajos", lo que indica que hubo “alevosía”.

Al referirse a los autores del doble crimen, el magistrado señala que "los agresores, permaneciendo a resguardo, ocultos en un vehículo Volkswagen Vento color gris dominio LYS656, aguardaron con total cautela. ocultando su presencia y el arma de fuego con la que luego se perpetraría sorpresivamente la agresión".

Sobre esa pistola Bersa Thunder calibre .40 usada en el hecho y secuestrada en la casa de Navarro Cádiz, Iturralde recalca que "además se encontraba acondicionada con un dispositivo de mira láser que aseguraría el éxito del ataque".

Además de Navarro Cádiz y de su padre, están detenidos en la causa Juan Jesús "Mohamed" Fernández (42), dueño del Volkswagen Vento desde el que se efectuaron los disparos; su hija, Estefanía Fernández Cano (24); Luis "Caraco" Cano (65); Rafael Cano Carmona (50), titular de una cédula azul del mismo coche, y Castro Iglesias Montoya (58), alias "El Brasilero".

Fuente: 
Télam

Notas relacionadas