Miércoles, 22 Abril, 2020 - 13:59

El preso muerto en Corrientes recibió un balazo, según la autopsia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El preso que murió ayer durante un motín en la Unidad Penal 1 de la ciudad de Corrientes, en el que además resultaron heridas otras 14 personas, recibió un balazo disparado por un integrante de las fuerzas de seguridad provinciales, confirmó hoy el ministro de Seguridad, Juan José López Desimoni.
 
Si bien en un principio el funcionario había asegurado a los medios que la muerte del preso había sido producto de una pelea entre internos del penal, tras conocer el resultado de la autopsia López Desimoni se retractó y afirmó que la bala que había matado al preso había salido de un arma de las fuerzas de seguridad y que "la información es contundente".
 
El preso fallecido fue identificado por los investigadores como José Candía (22), quien estaba cumpliendo una condena de seis años de prisión por el delito de "robo agravado".
 
Apenas conocida la muerte del interno, las organizaciones de derechos humanos aseguraron que el hecho no se había tratado "de un motín ni de un enfrentamiento entre internos” y que el deceso fue una consecuencia de “la represión estatal”.
 
El fiscal a cargo del hecho, Gustavo Robineau, solicitó una serie de peritajes respecto al caso para intentar individualizar al efectivo que realizó el disparo, entre ellos un peritaje balístico en todas las armas secuestradas.
 
Esta mañana, antes de conocer el resultado de la autopsia, López Desimoni había declarado que el informe preliminar sobre los disturbios que culminaron con un muerto y 14 de heridos “sostiene que fue una reyerta entre internos”.
 
Sin embargo, horas después tuvo que salir en distintos medios de comunicación a retractarse y dijo que en las declaraciones que realizó por la mañana aclaró que se trataba de "informes preliminares”.
 
“Se descarta que la muerte haya sido por una reyerta entre internos, es una ampliación del informe preliminar, hay una información nueva muy contundente”, dijo sobre la pericia legal, tras lo cual aseguró que se van a determinar “las responsabilidades administrativas” en torno al caso y que se va a "investigar hasta la últimas consecuencias, por qué razón y cómo se produjeron esos disparos”.
 
En tanto, el presidente del Comité contra la Tortura, Ramón Leguizamón, había adelantado en declaraciones a Télam antes de los resultados de la autopsia que el fallecimiento del recluso fue “producto de la represión”.
 
Luego de conocerse la versión oficial sobre el enfrentamiento entre internos, las organizaciones de derechos humanos expresaron hoy sus cuestionamientos y en un documento público exigieron “una investigación objetiva y a fondo”.
 
El hecho ocurrió la tarde de ayer en la Unidad Penal 1 de Corrientes, cuando se registró una serie de incidentes que culminaron con el fallecimiento de un interno y 14 heridos, entre ellos dos integrantes del Servicio Penitenciario.
 
En ese contexto, el preso Candía, quien estaba cumpliendo una condena de seis años por robo agravado, murió al recibir un balazo.
 
"Mi hijo estaba hace tres años detenido por el robo de un celular a una vecina", relató a Radio Dos Erica Maura, la madre del joven de 22 años, quien agregó que su hijo tenía problemas de adicción y había sido internado por eso.
 
La mujer explicó que su hijo no había tenido "problemas en la cárcel" y que “estaba haciendo la escuela y trabajando".
 
Por otra parte, la mujer afirmó que hay un video donde se ve cómo su hijo se estaba enfrentando con la policía y también descartó un enfrentamiento con otros presos.
 
“Mi hijo estaba pagando por lo que hizo”, se lamentó Maura y pidió justicia.
Fuente: 
Télam