Martes, 26 Mayo, 2020 - 19:33

El presidente de Panaderos se opone al horario comercial restrictivo: "Nos están castigando"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El presidente del Centro de Panaderos, Diego Ballesta, realizó hoy declaraciones en contra de la restricción de horario aplicada para el comercio a causa del Covid-19. 
 
El gobierno determinó que los comercios podrán abrir de lunes a viernes de 8 a 18 horas para evitar el aumento de la circulación de las personas y bajar los riesgos de propagación del virus. 
 
“Nosotros entendemos que ya pasó un tiempo más que prudencial en el cual se instaló la cuarentena y ha servido para frenar todo y que la gente se concientice”, afirmó Ballesta a Diario Chaco y agregó que “en función a esa conciencia de la gente vemos que todo el mundo hoy por hoy anda con barbijo, respeta las filas, la entrada de cada negocio”. 
 
Ballesta afirmó que no iba a cerrar su local comercial a las 18 como determinó el gobierno, y explicó que esta decisión se debe a que “en los negocios, en las comparas, no está el riesgo de contagio como puede haber en las escuelas o en el fútbol que son lugares de concentraciones de gente. Nos están castigando a nosotros que no estamos en una situación crítica de contagio y nos parece una enormidad”. 
 
Aclaró que esta determinación respecto al horario de cierre la tomó por su cuenta y que no se trata de una decisión conjunta. “Lo digo por mi cuenta, no puedo decidir por el resto aunque sea el presidente del Centro de Panaderos”. 
 
“Yo tenía la obligación y necesidad de decir lo que pienso, el que quiera seguirlo que lo siga, cada uno es libre de decidir”, remarcó. 
 
Respecto a las posibles sanciones que pueda recibir su comercio por incumplir la normativa, Ballesta expresó “las tenderemos que pagar, yo ya perdí el miedo a las amenazas, pero no van hacer eso porque hoy se ve que hay marchas por todos lados, se está rebelando el pueblo”. 
 
Esto último lo dijo en referencia a la movilización realizada esta tarde en Resistencia reclamando por las medidas y afirmando que es perjudicial para los comerciantes. “Está bien lo que hicieron y es necesario, mientras no haya desmanes, que expresen la preocupación por no tener trabajo ni tener ventas porque si no el gobierno cree que estamos bien”, finalizó reflexionando que se trata de “una situación delicada”.