Miércoles, 15 Julio, 2020 - 08:20

El policía del Chaco versus ideología extranjera
Por Nallip A. Salomón

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

A fines del mes de mayo de 2020, un grupo de policías de la comisaría de Fontana, irrumpió en un domicilio de la etnia Qom, en el que detuvieron a cuatro personas.

En ese acto, según un video viralizado en redes sociales, los policías actuaron con violencia, ingresando por la fuerza al domicilio, y golpeando a sus ocupantes y trasladando a cuatro personas a la comisaría de Fontana, donde habrían abusado de dos niñas menores de edad.

El 9 de junio, los cuatro policías acusados fueron detenidos por agentes de la Policía del Chaco, y puestos a disposición de la justicia.

Poco más de un mes después, la jueza de Garantías Rosalía Zózzoli, los dejó en libertad, al considerar que la pena establecida para los delitos por los que estaban acusados "allanamiento ilegal en concurso real con vejaciones”, permitían la libertad condicional.

Luego de eso el Gobernador, a instancias de la Secretaría de Derechos Humanos, separó a los policías procesados del servicio activo, lo que desencadenó que el comisario general Fernando Javier Romero, el subjefe Ángel Domínguez y la titular del Centro de Análisis, Comando y Control Policial (Ceac), Mariela Aguirre, presentaran sus respectivas renuncias ya que no estuvieron de acuerdo con la decisión ilegal tomada por el Ejecutivo.

En la policía existen tres formas de dejar de pertenecer a la fuerza:

Por retiro, por destitución, o por muerte.

Ley 800-H (Ex 4044)

“Artículo 99: Pasará a retiro obligatorio móvil…:

i) El Personal Superior o Subalterno bajo proceso o privado de su libertad en sumario judicial, cuando alcanzare dos (2) años en esa situación sin resolución absolutoria”

Ley 178-J

“…Artículo 13: El personal policial de la institución, gozara de estabilidad el empleo, y solo podrá ser privado del mismo…:

…b) Por sentencia judicial firme, condena privativa de libertad, que no admita ejecución en suspenso;

c) Por sentencia judicial firme, con pena principal o accesoria de inhabilitación absoluta, o especial para el desempeño de actos obligatorios en el cumplimiento de las funciones policiales…”

“Artículo 60: La destitución, sólo puede disponerse por decreto del Poder Ejecutivo de la provincia, a solicitud de la jefatura de policía y, conforme a la gravedad de la falta, podrá tener una de las calificaciones siguientes:

a) Cesantía:…..

b) Exoneración:…..

La exoneración sólo será decretada cuando mediare condena judicial por delitos graves o infamantes…”

Síntesis:

Cuatro policías están procesados judicialmente por graves delitos.

En nuestro país, todavía rige el art. 18 de la Constitución Nacional que dice “…Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso…”

Y eso rige para todos: para los cuatro policías procesados, para casi el 10 % de los policías del Chaco que están procesados, y para cualquier habitante que cometa cualquier delito.

De hecho, las cárceles del Chaco están llenas de procesados y condenados.

Una de las fortalezas de la ley, es que debe ser igual para todos.

Hoy existen muchas personas procesadas, acusadas de delitos de robo, hurto, malversasión de fondos públicos, vejaciones, violencia de género, etc. que están libres mientras esperan la sustanciación del proceso judicial.

Si se aplica el mismo criterio que se pretende aplicar a los cuatro procesados, debe aplicarse también ese criterio al casi 10% de la fuerza policial del Chaco en ese mismo estado, y al resto de las personas procesadas por delitos en la provincia del Chaco.

El verdadero problema:

Si la Justicia continúa el proceso, existe la probabilidad que los policías en cuestión sean absueltos o condenados.

En lo personal creo que por lo que hicieron (proceso legal mediante) merecen que la justicia los condene, y deberían estar presos, al igual que la miríada de ladrones, estafadores y corruptos que son arrestados por los buenos policías, y hoy andan sueltos.

Pero esa es mi opinión personal.

El verdadero problema es que desde hace tiempo ya, una ideología extranjera reina en Casa de Gobierno.

Y desde la Secretaría de Derechos Humanos del Chaco se hace gala de esa ideología mediante un fundamentalismo fanático y persecutorio de todo lo que tenga uniforme.

Eso se ve en resultados: La provincia del Chaco es la que tiene el mayor porcentaje de policías procesados en el país (casi el 10% del total de la fuerza), y en todos los procesos interviene como querellante la Secretaría de Derechos Humanos.

Cuando uno mira a la policía, ve que hay buenos y malos (como en toda profesión).

El problema de estas chicas, que se escudan en pañuelos verdes, es que consideran malos a todos los que vistan uniforme, porque están inoculadas con un viejo odio y rencor que nace del hecho que sus ancestros ideológicos pretendieron tomar el poder por la fuerza de las armas y el terror hace más de cuatro décadas, y no pudieron.

En esa lucha, los uniformados de ésa época, a pesar de haber ganado en el campo de batalla, lo hicieron cometiendo una de las peores masacres que se tenga memoria en nuestra historia.

Los uniformados de hoy no habían nacido en esa época, y los culpables de utilizar el terrorismo de estado como método empleado para la lucha están presos o muertos.

Por eso les digo a las chicas verdes: detengan esta persecución sin cuartel y sin miramientos hacia todos los que no piensen de su manera fanática y fundamentalista.

Después de esto, sé que ahora vienen por mí, y aunque no comparto la ideología del fundamentalismo de la izquierda nacida en el extranjero, respeto que otros tengan ese pensamiento.

Pero sepan que soy Argentino, Chaqueño, y Peronista de la única forma que nos enseñó el General: cumpliendo la doctrina, y amando la Patria.

Eso significa que creo fervientemente en la integración de todas las clases sociales en una Comunidad Organizada.

No creo que la lucha de clases, ni en la dominación de una clase por otra sea el camino para hacer nuestra Patria Grande y nuestro Pueblo Feliz.

Mensaje al gobernador:

Coqui: despertá, vos tenés olfato político.

Sabés que cuando la gente se cansa, vota.

Existen dos verdades que deberías considerar:

En la gestión administrativa:

“Todo dentro de la ley y nada fuera de ella"

En la gestión política:

"El acompañamiento es hasta la puerta del cementerio”.

A lo lejos veo una puerta. De vos depende llegar o no a ella.

Pulsa aquí para comentar en Facebook