Martes, 27 Octubre, 2020 - 19:36

El Municipio de Resistencia y el sector panadero concretaron un nuevo encuentro para diagramar acciones conjuntas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El subsecretario de Industria, Comercio y Defensa del Consumidor y Usuario de la Ciudad de Resistencia, Sergio Vallejos, junto a personal de la Dirección de Bromatología comunal, se reunió con representantes del Centro de Industriales Panaderos del Chaco con el fin de continuar la agenda conjunta entre el sector público y el privado para la regularización laboral de la actividad. Entre los temas abordados estuvieron los controles de habilitación de los comercios y cuestiones administrativas y bromatológicas fundamentales para garantizar salubridad en este rubro dedicado a la producción alimenticia.
 
El encuentro se realizó en la sede del Centro de Industriales Panaderos, y participaron su presidente, Diego Ballesta, junto a otros integrantes del sector; y por parte de la Comuna también estuvo la jefa de Saneamiento de la Dirección de Bromatología, Victoria Ocampo.
 
Al respecto, Vallejos comentó que “estos locales tienen que ser controlados y habilitados como corresponde ya que se trata ni más ni menos de un rubro fundamental que tiene que ver con la alimentación”.
 
“Hay que verificar que los productos que se vendan estén en buen estado, debemos controlar la trazabilidad de las cuestiones administrativas y la habilitación también de estos comercios, para regularizar la situación laboral”, acotó.
 
Reconoció que es una tarea difícil y compleja que va a llevar tiempo, pero que se inició con los panaderos y continuará con otros sectores.
 
“Tenemos en cuenta la problemática de la pandemia, pero estos son rubros fundamentales donde está de por medio la salud de la gente”, dijo y resaltó: “Queremos agradecer profundamente la mano que nos dan los propios panaderos, que son los que están colaborando para que la venta ilegal no se siga reproduciendo en Resistencia”.
 
BALLESTA: TRABAJAR EN EQUIPO
 
Por su parte, Ballesta expuso que la idea es aportar al trabajo del Municipio, en función de los controles de las distintas áreas y que sean lo más ágiles y eficientes posibles, para que aquel comerciante que quiera abrir un negocio cuente con la habilitación.
 
“Las panaderías que estamos habilitadas y tenemos años de ser contribuyentes de la Municipalidad estamos pasando muy mal por el efecto de la pandemia”, consignó y celebró la propuesta de trabajo conjunto para avanzar en acciones que beneficien al sector.
 
“NUESTRA IDEA ES AYUDARLOS”
 
En tanto, Victoria Ocampo, resaltó la buena predisposición del sector y recordó que el objetivo de estas reuniones también es colaborar con los comerciantes en “despejar dudas y ayudarlos respecto a temas pendientes que tengan, por ejemplo, sobre habilitación, inspecciones y otras inquietudes”.
 
“El Municipio propone el trabajo conjunto y en equipo para poder avanzar en estas cuestiones”, explicó la referente y sumó que “la informalidad laboral es un tema que también se está abordando porque les preocupa y mucho - al Centro de Industriales Panaderos - por significar una competencia desleal”.