Jueves, 7 Mayo, 2020 - 15:21

El Municipio de Barranqueras exige la reparación de instalaciones sanitarias y detalla los requisitos para construcciones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Con un sistema de denuncia vecinal, inspectores supervisan diariamente en distintos puntos de la ciudad la existencia de construcciones inhabilitadas, informaron hoy desde el Municipio de Barranqueras que tiene de intendente a Magda Ayala.
 
Mediante un sistema de denuncias, que los vecinos pueden reportar de lunes a viernes entre las 8 y las 12 horas en el edificio municipal, el Departamento de Obras Particulares de la Secretaría de Obras Públicas realiza controles para confirmar el cumplimiento de los requerimientos y la vigencia de las autorizaciones para avanzar en las construcciones.

Así, por ejemplo, se examina la existencia de agua servida en un determinado lugar o sector y el estado de las construcciones e instalaciones eléctricas existentes.
 
Al brindar detalles sobre las ordenanzas vigentes en relación a las medidas y sanciones existentes sobre los permisos de construcción, desde la Comuna informaron diversos requisitos. 
 
Inicialmente, se recordó que para obtener el permiso y así comenzar a ejecutar una obra, es necesario que el contribuyente contrate a un profesional matriculado, sea un arquitecto, ingeniero o maestro mayor de obras, quien realizará la documentación técnica correspondiente y allí recién iniciar la tramitación que le corresponde.
 
Por otra parte, la Ordenanza General Tributaria en vigencia establece en su artículo 486 que se deberán presentar planos de obra ante la Dirección General de Arquitectura y Urbanismo - Dirección de Obras Civiles.

Además, la misma normativa contempla en su artículo 1, inciso K, que es obligatorio retirar de las veredas y banquinas los materiales de construcción que obstaculicen el tránsito de los vecinos. 
 
Finalmente, en lo que hace a aguas servidas, esta ordenanza exige la reparación y /o reacondicionamiento de la instalación sanitaria a fin de evitar el arrojo de aguas servidas hacia la vía pública o inmueble lindero.