Miércoles, 8 Enero, 2014 - 13:10

El Mundial de Qatar 2022 se jugaría entre noviembre y enero

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Así lo anunció el secretario general de la FIFA.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, admitió este miércoles que el Mundial de Catar se celebrará "entre el 15 de noviembre y el 15 de enero" y no en los tradicionales meses de junio y julio, en una entrevista a Radio France.

Pese a que la FIFA aún está en conversaciones para decidir en qué momento se disputará la cita catarí, Valcke precisó en la entrevista que "las fechas del Mundial (de Catar-2022) no serán junio-julio".

"Francamente, creo que se jugará entre el 15 de noviembre y el 15 de enero como más tarde", añadió el dirigente de la FIFA, sin especificar si esas fechas correspondían al periodo 2021-2022 o a 2022-2023.

Es la primera vez que un dirigente de la FIFA se muestra así de contundente sobre este asunto, pese a que la decisión no es aún definitiva.

"Si se juega entre el 15 de noviembre y finales del mes de diciembre, es el momento en el que el clima es más favorable, cuando se puede jugar a una temperatura equivalente a la de una primavera un poco cálida en Europa, a una temperatura media de 25 grados", declaró el número dos de la FIFA.

"Por lo tanto es perfecto para jugar al fútbol", concluyó.

En caso de celebrarse en esas fechas se evitaría, además, que el Mundial de Fútbol coincida con los Juegos de Invierno que el Comité Olímpico Internacional (COI) tiene previsto celebrar entre enero y febrero de 2022.

Estas declaraciones se producen cuando la FIFA lanzó en octubre una consulta con "todas las partes afectadas" (jugadores, clubes, patrocinadores, televisiones, etc) sobre las fechas más idóneas para celebrar el Mundial de Catar, donde el calor alcanza los 50 grados de temperatura en verano.

La decisión definitiva no se anunciará antes de diciembre de 2014, tras la celebración de una reunión del comité ejecutivo de la FIFA.

Consultada por la AFP, la FIFA marcó sus distancias con respecto a las declaraciones de su número dos.

En un comunicado, el organismo aseguró que Valcke ha expresado "su punto de vista" y que la decisión sobre la fecha final "sigue siendo objeto de una consulta con la comunidad internacional del fútbol" y sus "socios comerciales".

La máxima instancia del fútbol mundial ha adoptado una hoja de ruta para la consulta dividida en cuatro etapas: enero-agosto de 2014, reunuiones con las partes afectadas; septiembre-2014, primera reunión sobre el calendario internacional de partidos; noviembre-2014, segunda reunión sobre el calendario; diciembre-2014, presentación ante el comité ejecutivo.

El vicepresidente de la FIFA, el británico Jim Boyce, se declaró "totalmente sorprendido" por el anuncio de Valcke. "Todos los protagonistas negociarán y harán un informe al comité ejecutivo de la FIFA", declaró.

La elección de Catar como sede del Mundial-2022 suscitó en su día importantes críticas por las altas temperaturas con las que se podría jugar y por sospechas de corrupción en la decisión final, por delante de proyectos que parecían más sólidos.

Australia, que presentó su candidatura para el Mundial-2022 con fechas "tradicionales" ya anunció que pedirá compensaciones si finalmente se juega en otra época en Catar.

Después, organizaciones pro Derechos Humanos criticaron las condiciones laborales de explotación que sufren los trabajadores, en su mayor parte inmigrantes procedentes de otros puntos de Asia, en las obras de construcción en el pequeño emirato del Golfo.

La decisión final parece más un quebradero de cabeza para la FIFA que para Catar, cuyos responsables aseguran que estarán preparados para la cita en cualquier época del año.

El cambio de fechas implicará una modificación sustancial de las fechas de los principales campeonatos europeos, algunos de los cuales, como la Premier League inglesa, ya mostraron su rechazo.

Las federaciones de los deportes de invierno ya se han manifestado en contra por miedo a que disminuya el interés por los Juegos de Invierno.

Pero la FIFA, además, tendrá que llegar a un acuerdo con las televisiones, sobre todo las americanas, y los patrocinadores.

Fox y NBC, que emiten la NFL -fútbol americano- en ese periodo, no están a favor de cambiar de fecha el Mundial de fútbol. Otras podrían aprovechar esta circunstancia y presentar su candidatura, como es el caso de Bein Sports América, filial de Al Jazeera, una cadena catarí.

Fuente: 
AFP/NA