Viernes, 5 Junio, 2020 - 14:11

El ministro de Seguridad de Tucumán recibió a la familia Espinoza y pidió a la Justicia que actúe "sin limitaciones"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Seguridad de Tucumán, Claudio Maley, instó hoy a la Justicia a que actúe "sin limitaciones", tras recibir a la familia de Luis Espinoza, el trabajador rural asesinado tras un operativo policial en la localidad de Simoca en mayo pasado, hecho por el cual hay nueve efectivos de la fuerza y dos civiles detenidos.

“Esperamos que la Justicia llegue hasta las últimas consecuencias”, dijo Maley a la prensa, luego de reunirse con tres hermanos y la viuda de Espinoza (31).

El ministro expresó que “no se toleran ni se tolerarán acciones que estén reñidas con la moral ni con el marco legal que debe tener un policía al cumplir sus funciones, y por eso siempre se instó a que la Justicia actúe sin ningún tipo de limitaciones”.

Por su parte, el secretario de Seguridad provincial, Luis Ibáñez, contó sobre el encuentro que “se trató de un diálogo ameno, que dio lugar a que los familiares expresen que se sienten satisfechos y contenidos por haber sido convocados a encontrarse y expresar sus inquietudes”.

Ayer la fiscalía de Instrucción del Centro Judicial de Monteros, a cargo de la causa, Mónica García de Targa, dijo a Télam que pidió la prisión preventiva de diez detenidos, los nueve policías y un civil, lo que deberá resolver el juez de Instrucción Mario Velázquez en un plazo de diez hábiles.

La medida alcanzó al subcomisario Rubén Montenegro, al oficial José Morales y a los efectivos Miriam González, René Ardiles, Víctor Salinas, Carlos Romano, José Paz, Gerardo González Rojas y Claudio Zelaya.

La fiscal también incluyó en el pedido al vigía ciudadano Fabio Villavicencio, que es personal civil, mientras que un pedido similar se hará en los próximos días para Álvaro Gónzalez, hermano del policía González Rojas, el otro detenido que no pertenece a la fuerza policial.

Los detenidos están acusados como coautores de "privación ilegítima de libertad seguida de muerte y desaparición forzada" de Espinoza, un delito que se castiga con prisión perpetua.

Además, la fiscal los imputó por la "privación ilegítima de la libertad" de Juan Espinoza, hermano de la víctima, quien estuvo "esposado" y a quien "no se le permitió ver qué pasaba".

García de Targa añadió a Télam que la figura penal que prevé el delito imputado es "muy importante" y a criterio de la fiscalía es lo que "corresponde para este accionar realmente increíble de todo el personal policial".

Espinoza fue atacado el 15 de mayo último por la Policía durante un operativo realizado por un festival de caballos cuadreros en el paraje de Melcho, en la ciudad tucumana de Simoca, y su cadáver apareció una semana después en territorio catamarqueño, adonde fue arrojado por un barranco envuelto en bolsas de plástico.

Fuente: 
Télam

Notas relacionadas