Viernes, 8 Noviembre, 2019 - 14:31

El INTA y la OIT buscan erradicar el trabajo infantil en el campo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) firmó con la oficina local de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un convenio tendiente a cooperar en la lucha para la erradicación del trabajo infantil en el sector.

Florencia Lance, especialista de la Dirección Nacional de Transferencia y Extensión del INTA, explicó que el convenio se enmarca en las acciones que realiza el organismo internacional para promover el trabajo decente.

"Ese concepto se basa en cuatro principios fundamentales: la libertad sindical, la erradicación del trabajo infantil, la eliminación de cualquier forma de discriminación y la supresión del trabajo forzoso", detalló Lance.

En ese contexto, agregó, está vigente un proyecto referido al trabajo infantil, en cuya erradicación hacia el año 2030, en todas las actividades, se comprometieron todos los países del mundo integrantes de la OIT.

Lance resaltó que "las estimaciones a partir de las encuestas realizadas por el gobierno nacional y el Indec muestran que en 2018 había más de 206.600 niños y niños de 6 a 15 años trabajando en zonas rurales de la Argentina", mientras en el trabajo adolescente (16 a 17 años) la cifra era de 85.000.

"El convenio -explicó luego- incluye actividades de cooperación y colaboración mutua; estamos trabajando en sensibilizar sobre la temática, que es muy compleja en el sector rural, porque está muy vinculada a producciones tradicionales, a cuestiones culturales y a situaciones de desigualdad y pobreza".

Según Lance, la idea que impulsa la OIT es "trabajar juntos en la formación de extensionistas, investigadores y trabajadores del INTA para poder estar atentos a esta situación y llevar adelante las acciones necesarias para cumplir con las metas propuestas".

Lo que se busca, añadió, es "que los niños, niñas y adolescentes puedan hacer las actividades que les corresponden, que son ir a la escuela, jugar, estar en ambientes sanos, descansar".

También se busca precisar "qué actividades de trabajo joven y seguras se pueden hacer y en qué condiciones".

Lance recordó que en Mendoza se hizo una primera encuesta entre extensionistas que "dio resultados muy interesantes en cuanto a la percepción que tenemos sobre el trabajo infantil y las posibilidades del INTA de colaborar en su erradicación, a partir de conocer los derechos de los niños, niñas y adolescentes".

La experta mencionó además que "hay una lista de trabajo infantil prohibido: que no haya contacto con agroquímicos, actividades peligrosas, nocturnas o situaciones de inseguridad, como manejo de maquinaria agrícola o tractores".

"El INTA, por su territorialidad, su presencia y su prestigio como agencia de desarrollo va a poder aportar mucho en esta materia", concluyó Lance.

Fuente: 
Télam