Sábado, 16 Mayo, 2020 - 12:43

Video: así lo atraparon
El “influencer” Alila, de burlarse de la justicia, policía y medios, a llorar al ser atrapado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Sergio Alila fue denunciado por abuso sexual por dos chicas, algo que había ocurrido cuando las jóvenes eran menores de edad.
 
A partir de allí, desde el 30 de abril, Sergio Alila comenzó a ser buscado por la Justicia, hasta ayer que fue atrapado en cercanías a Obligado y Las Heras.
 
Durante esos 15 días Alila no sólo aseguraba su inocencia sino que también se ocupó de burlarse de la Justicia, de la policía y de la prensa.
 
El hombre seguía realizando transmisiones en vivo y mantenía una importante actividad en redes sociales -que ahora ya fueron cerradas-, pero lo hacía mediante conexiones a internet “por detrás de internet”, según explicaron desde la Cibercrimen. Eso significa que al conectarse Alila lograba que su ubicación sea falsa y marque lugares como Holanda o Estados Unidos.
 
 
Es por eso que llevó tiempo atraparlo, tiempo durante el cual Alila sostenía que era mentira que la justicia lo buscaba y aseguraba que se encontraba en su domicilio. Lo cierto es que la información policial marca que el hombre se escondía en la casa de la madre de su padrastro y ocasionalmente también en la de su padrastro.
 
Finalmente fue atrapado ayer en Resistencia, mientras se movía por la calle “vestido de mujer” para camuflar su identidad, tal lo informado por fuentes de la investigación. En ese momento, al ser detenido, como se puede ver en el video, Alila tuvo un ataque y hasta se largó a llorar delante de los efectivos que lo atraparon.

 
 
 
Por eso se hizo presente en el lugar una ambulancia, aunque determinaron que Alila no tenía ningún problema que impida su inmediata detención.
 
 
Luego de eso se realizó un allanamiento en el domicilio de la abuelastra, en Rodríguez Peña al 1200 aproximadamente, donde se escondía el hombre. Allí se secuestraron unos 39 mil pesos, algunos smartphones, un arma de fuego y juguetes sexuales.
 
 
Fueron las peores 48 horas para Alila, que comenzó a ver cómo se desmoronaba su actitud altanera frente a la Justicia y la Policía cuando el jueves su abogado renunció a la defensa.
 
Finalmente el viernes fue atrapado y así se puso fin a su camino de evadir al sistema judicial, de burlarse de la policía y de atacar a periodistas. Las últimas imágenes lo muestran llorando ante los efectivos, una actitud totalmente diferente a lo que mostraba en las redes.
 

Notas relacionadas