Domingo, 7 Marzo, 2021 - 20:05

El “impuesto rosa”: las mujeres pagan casi 11% más que los hombres por los mismos productos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La diferenciación entre productos dirigidos especialmente al público femenino hace que las mujeres terminen pagando en promedio un 10,8% más caros productos similares en relación a los hombres, de acuerdo a un estudio realizado por la consultora especializado en consumo Focus Market. Se trata de lo que se suele llamar el “impuesto rosa”, es decir, el sobrecosto que tienen aquellos productos que tienen alguna diferenciación especial para el consumo de mujeres, principalmente a partir del diseño de los envases.
 
El informe tomó en cuenta una serie de productos de limpieza personal como desodorante, afeitadoras o perfumes. La conclusión del relevamiento -hecho en unos 515 puntos de venta- es que las mujeres pagan en promedio un 10,8% más que los hombres por los mismos productos. Un año antes, esa brecha había sido de 12,3%, por lo que se observó una reducción.
 
“Venimos midiendo este fenómeno de sobreprecios en los últimos cinco años y la brecha entre lo que paga el hombre y la mujer ha oscilado. Consideramos que ha mejorado en el último tiempo porque se ha reducido en categorías vinculadas a productos farmacéuticos, desodorantes o juguetes para chicos”, explicó Damián Di Pace, director de la consulta.
 
Para ejemplificar, una colonia de la misma marca para niñas cuesta 11% más que el mismo producto con envase sin estereotipo de género, midió Focus Market. Ese mismo porcentaje de diferencia entre lo que pagan hombres y mujeres fue detectado para el caso de máquinas de afeitar. La brecha más marcada fue para la colonia dirigida para mujeres, que pagaron un 20% más.
 
“Las empresas recogen a partir de la opinón pública datos negativos sobre la perfección de marca por el hecho de tener productos que tienen estas diferencias de precios. Por toda esta evolución de la agenda de equidad de género, hay empresas que empezaron a considerar que tienen que reducir la brecha o hacerla desaparecer, que es lo que pasó en el último año”, continuó Di Pace.
 
En ese sentido, marcó ejemplos como los de los remedios y algunos productos de limpieza personal. Para el caso de una marca de analgésicos, “el año pasado valía 3,6% más en la versión mujer con respecto a la versión regular, en cambio este año cuestan ambas versiones lo mismo”, destacó Focus Market. Entre los desodorantes tipo roll la brecha ya había sido eliminado con anteriorirdad: “Este año estos productos cuestan igual en las versiones femeninas y masculinas, al igual que en el 2020″.
 
Un caso distintos es el de una marca de desodorante spray. “En este nuevo relevamiento este producto cuesta un 12% menos en la versión femenina con respecto a la versión masculina (en 2020 la diferencia era casi la misma, -11,8%)”, continuó el relevamiento de la consultora especializada en consumo masivo.
 
En los últimos cuatro años, tal como marcó Di Pace, la brecha fue ampliándose y reduciéndose irregularmente. En 2018 la diferencia entre lo que pagan mujeres y hombres por un producto similar fue de 13,7%, en 2019 bajó a 11,3%, luego volvió a crecer hasta 12,3% y terminó por redondear una baja hasta 10,8%.
 
El concepto de “impuesto rosa” fue creado a principios de los 90′ en un informe hecho por Departamento de Asuntos del Consumidor de la ciudad de Nueva York. En la Argentina, en 2018 se presentaron dos proyectos de ley en el Congreso con el objetivo de regular la problemática del “impuesto rosa” en el país. Uno de ellos estuvo a cargo de Lucila Crexell, senadora nacional por Neuquén, y el otro pertenece a Cristina Fiore, senadora nacional por Salta, quien además propuso eliminar el IVA para todos aquellos artículos utilizados para el período menstrual.
Fuente: 
Infobae