Lunes, 25 Noviembre, 2019 - 13:58

El Gobierno presentó el balance 2015-2019: destacaron "el esfuerzo para mantener el empleo en la provincia"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Dando continuidad a los balances de la gestión 2015-2019, este lunes autoridades del Gobierno Provincial expusieron las acciones concretadas en las áreas de Empleo, Producción, Industria y Servicio, Logística y Relaciones Internaciones. Haciendo hincapié en el contexto económico y las emergencias hídricas que atravesó la provincia en estos años, destacaron el sostenimiento de las herramientas de asistencia para mantener el empleo en el Chaco en los distintos sectores productivos y económicos.
 
Estuvieron presentes en la oportunidad la secretaria de Empleo y Trabajo Natalia Mustillo, el ministro de Producción Marcelo Repetto, el ministro de Gobierno José María Quirós (en representación a la cartera de Industria), el subsecretario de Asuntos Estratégicos Darío Roveda, la administradora del Puerto Las Palmas Constanza Prause, y el titular de Instituto de Investigaciones Forestales y Agropecuarias Ariel Ybarra.
 
Empleo: “Una gestión federal con resultados a la vista”
 
“Decidimos tener una gestión federal y que los beneficios de las políticas de Estado lleguen por igual a todas las localidades”, subrayó la secretaria de Empleo Natalia Mustillo al realizar un balance de gestión sobre las políticas implementadas en el área de trabajo en los últimos cuatro años. La funcionaria detalló así los logros más significativos en cada uno de los ejes (3) que marcaron la política de empleo: capacitación, empleo formal en el sector privado y acompañamiento a emprendedores.
 
Asimismo, indicó que el empleo fue abordado como un eje trasversal desde las áreas de industria, producción, servicios y comercio. “Los resultados están a la vista; si bien aún queda mucho por hacer, pudimos llegar a la mayoría de los chaqueños en un difícil contexto de recesión y crisis económica”, apuntó la secretaria. En cuanto al ítem de capacitación, detalló que más de 16 mil trabajadores fueron capacitados en toda la provincia en oficios, nuevas tecnologías y orientación laboral. Puntualmente, solo con el programa de formación “Chaco más capaz” se llegó a 50 municipios.
 
También se trabajó en forma ininterrumpida con el Informatorio, llegando a toda la provincia y con más de 6 mil inscriptos en cuatro años de gestión. “Casi el 90 por ciento de los jóvenes que terminaron esta capacitación, pudieron conseguir empleo”, precisó al respecto.
 
Sobre el segundo eje (trabajo y empleo formal con las empresas), la funcionaria aseguró que a pesar de la crisis económica se logró sostener el empleo en el rubro de call center a través de subsidios estatales. Con la Ley de Promoción de la Industria de Contact Centers, el sector ha crecido y se posiciona como el principal empleador privado de la provincia, con 6000 trabajadores.
 
Además, Chaco marcó presencia en el Consejo Federal del Trabajo para participar activamente en la defensa de los derechos de los trabajadores y gestionar herramientas para alentar el empleo.  Se logró así la vigencia de los programas para la Inserción Laboral (PIL) y de Entrenamiento Para el Trabajo (EPT) alcanzando a un total de 6051 personas beneficiadas. Por otro lado, gracias a los Convenios de Corresponsabilidad Gremial, 5600 puestos de trabajo del sector primario pudieron mantenerse activos.
 
El tercer eje se materializó en el acompañamiento a 3 mil emprendedores, a través de distintas herramientas como la línea “Mi Proyecto” de Fiduciaria del Norte, la línea “Proyectarse” del Nuevo Banco del Chaco y la línea “Emprendedores Chaqueños” del Consejo Federal de Inversiones. “Es importante mencionar también que debido a la emergencia climática que azotó a la provincia, destinamos 35 millones de pesos a comerciantes, emprendedores y productores para que puedan salir adelante”, agregó Mustillo.
 
El valor agregado como impulso económico
 
A su vez, Quirós repasó las principales acciones del Ministerio de Industria desde 2015. Las mismas tienen que ver con la generación de nuevos puestos de empleo a partir de la creación y el sostenimiento de la industria que generó valor agregado en la Provincia. “Estamos convencidos de que el sector privado es el movilizador de la economía provincial y en eso figuran como transversales los temas de la generación de empleo, producción, la visión estratégica de salir en la búsqueda de nuevos mercados, consideraciones que tienen que ver con una idea de gobierno”, dijo.
 
Y en este sentido, detalló que estas acciones se evidenciaron en la materialización de programas de apoyo, créditos, montos no reintegrables, capacitación, fortalecimiento y desarrollo de la madera y del área textil. Además destacó la promoción y la fuerte inserción en el área de pymes, emprendedores de mediana industria, asistencia a empresas, entre otros.
 
“El Estado tiene que estar presente y cerca de la gente sin diferencias. Se acompañó a los industriales, se implementaron programas para proteger la innovación, más de 130 marcas registradas, capital semilla, intervenciones del CFI, defensa del consumidor. Se ha trabajado mucho, se ha abordado de manera integral no sólo la cadena de valor, sino también trabajar articuladamente y coordinando acciones tendientes a mejorar las condiciones de vida de la gente”, finalizó.
 
Importantes rendimientos productivos
 
A su turno, el ministro Repetto centró la política productiva chaqueña en distintos ejes, como la cadena algodonera, recursos naturales, capacitación a productores y asistencia a productores afectados por la emergencia climática. Sobre este último ítem, indicó que a pesar de los daños ocasionados por el temporal, la provincia alcanzó importantes rendimientos productivos.
 
En primer lugar se refirió al valor que la gestión de Domingo Peppo dio a la cadena algodonera, creando una Subsecretaría específica y dando prioridad y empoderamiento a esta cadena tan importante para el desarrollo de la provincia. “Se hizo mucho hincapié en conservar al pequeño y mediano productor en el campo para que no emigre a las grandes urbes, dándoles posibilidades de desarrollo a través de todas las herramientas disponible, tanto provinciales como nacionales”, indicó.
 
Recordó así el Congreso Internacional Algodonero realizado en la provincia que permitió orientar la industria textil y las posibilidades de Chaco de insertarse en el mercado mundial. “Esto fue el disparador para que se haya constituido una asociación de producción algodonera, presidida por un chaqueño, que permitirá a la provincia estar presente en las mesas de negociaciones y hablar desde Chaco, donde se produce el algodón, y no desde Buenos Aires”, explicó. En materia algodonera, la Provincia trabajó también con organismos como Inta y Senasa para fortalecer la cadena.
 
El segundo eje de la política productiva se centró en el fortalecimiento del área de recursos naturales, donde se puso en marcha un programa de modernización, capacitación y de marcada presencia en el territorio con todo el cuerpo de delegados e inspectores. La capacitación permanente a productores fue otra de las prioridades de la gestión actual, por medio de iniciativas como el Programa de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar (Prodaf), el Programa de Desarrollo Rural Incluyente (Proderi), y el Programa de Inserción Económica de los Productores Familiares del Norte Argentino (Procanor), entre otros. “Entendemos que no hay posibilidades de que los productores se desarrollen si no hay igualdad en el acceso a las tecnologías, información y capacitación y por eso facilitamos estas herramientas desde el Estado”, dijo al respecto.
 
En otro orden de cosas el ministro citó el fortalecimiento del frigorífico caprino de Pampa del Infierno para alentar los procesos de comercialización de la producción de pequeños productores y la asistencia constante a productores de cementera baja con insumos y combustible, para promover la economía social.
 
“A pesar de la emergencia climática, el productor chaqueño demostró su fortaleza y ganas de seguir apostando al Chaco”, dijo y mencionó como muestra de ello el récord alcanzado en la superficie de trigo con 130 mil hectáreas y con rendimientos promedio razonables, 200 mil hectáreas de superficie algodonera, 340 mil hectáreas de girasol, 560 mil de soja y 240 mil de maíz. “A pesar de la situación que vivimos por la emergencia climática pudimos dar respuesta nuevamente y hoy tenemos estos resultados tan importantes”, finalizó.
 
Amplio trabajo en reforestación
 
El titular del Instituto de Investigaciones Forestales y Agropecuarias del Chaco (IIFA) Ariel Ybarra indicó que el organismo trabajó bajo la Ley Nacional N° 25.080 de Inversiones de Bosques Cultivados, lo que permitió promover la forestación a través de distintas herramientas, beneficios fiscales y aportes económicos. Detalló que al inicio de la gestión, la provincia del Chaco contaba con aproximadamente 4200 hectáreas de bosque cultivado, y que durante estos cuatro años se logró incrementar esa superficie en un 20 por ciento. “Trabajamos para que los productores puedan cultivar madera y que el día de mañana se pueda abastecer a una industria más eficiente, más sostenible y descomprimamos paulatinamente la presión sobre el bosque nativo”, expresó.
 
Uno de los ejes trabajado desde el IIFA fue la Producción Sustentable, por medio del cual se promovió la reforestación de campos con plantines producidos en el vivero de la entidad. “El gobernador siempre dice que el lugar donde vive, tiene que ser el mejor lugar del mundo, y desde esa línea hemos atendido a todas las localidades de la provincia, dando respuesta para que puedan trabajar en esta temática”, manifestó y detalló que se entregaron más de 60 mil plantines sin cargo para el fortalecimiento y mejora del arbolado urbano.
 
Bajo este mismo programa, y a través de un convenio firmado por los Gobiernos de Chaco y San Luis, se trabajó para reestablecer el equilibrio hídrico de Cuenca El Morro, producto de una emergencia hídrica de la localidad puntana. “Actualmente en la provincia de san Luis están creciendo 600 mil algarrobos chaqueños producidos en nuestro vivero”, detalló.
 
Por otra parte, destacó el eje de innovación, desarrollo e investigación, a través del cual se implementó el Programa de Pre Certificación Provincial, anticipando fondos propios a productores beneficiarios de la Ley de Inversiones para Bosques Cultivados. Este año se volcó 700.000 pesos en concepto de anticipación, que se recuperan cuando el productor recibe el AENR previsto en la Ley 25080. “Así hacemos un poco más ágil la producción para que el productor pueda contar con fondos para pagar mano de obra en corto plazo”, dijo. Por otro lado, destacó que se logró que los tratamientos silvícolas de la Ley N° 25080 alcancen también a la restauración Productiva de Renovales de Algarrobo blanco.
 
Y también resaltó que Chaco será la primera provincia de la Argentina en alcanzar la Certificación Grupal de la Gestión Forestal Sostenible (GFS) PEFC a través de CERFOAR (Sistema Argentino de Certificación Forestal). “Este es un primer paso para que el recurso forestal, tan identificado con la identidad de la provincia del Chaco, deje de ser cuestionado y comience a ser valorado, teniendo en cuenta la cantidad de mano de obra genuina que genera en todo el territorio provincial”, sostuvo Ybarra, al tiempo que apuntó a continuar trabajando para lograr un cambio en donde “el primer eslabón de la cadena foresto-industrial no sea el obraje, sino que empiece a ser el productor que decide forestar su campo”.
 
Obras en el Puerto Las Palmas
 
La administradora portuaria del Puerto Las Palmas Constanza Prause contó que en la gestión del gobernador Domingo Peppo (junio del 2016) se inició con la obra del muelle de Puerto Las Palmas. La primera parte de este proyecto integral llevó una inversión de 270 millones de pesos y se habilitó en mayo de este año.
 
El Muelle consiste en 210 metros de atranque que permite hacer carga a granes y de contendedores, cuenta con un sistema de balizamiento de última generación, guinches y 6 torres de iluminación led que permite operar al puerto las 24 horas; y con la base y la grúa finalizada y certificada, la cual permite operar los contenedores. “Esto deja al puerto dotado estructuralmente para lo que va a ser la habilitación final del mismo”, dijo.
 
Por otro lado, explicó que una vez que el puerto comience a operas, las estimaciones más conservadoras prevén que se generen alrededor de 31 puestos de trabajo directos y de 18 indirectos, sin considerar los servicios que las localidades de la Leonesa y Las Palmas deberán comenzar a proveer como estaciones de servicios para camiones, hoteles, comedores, entre otros. La idea es trabajar a futuro para desarrollar esta infraestructura que deberán tener las ciudades, teniendo en cuenta lo que va a significar el movimiento de camiones que va a generar el puerto.
 
Prause agregó que desde la administración se viene trabajando con diferentes organismos como el Ministerio de Infraestructura, Vialidad Provincial para acceso, Sameep para la provisión de agua. A medida que se arman los proyectos se va contactando con los organismos específicos de la provincia que se ocupan del tema a tratar.
 
Integración del Chaco al mundo
 
El subsecretario de Asuntos Estratégicos Darío Roveda, destacó que en la Secretaría de Inversiones, Asuntos Internacionales y Promoción, se trabajó en el objetivo de promover el empleo como así también fortalecer el perfil cultural y turístico de la provincia. “Trabajamos en la integración y promoción del Chaco al mundo”, expresó, al destacar las reuniones y rondas de negocios concretadas en países extranjeros para impulsar la exportación de productos chaqueños.
 
En lo que refiere a la Casa del Chaco en Buenos Aires indicó que trabajó mostrando al Chaco no solo en lo turístico y cultural, sino también en lo productivo. “Entendemos que la provincia tiene mucho potencial y mucho para mostrar”, dijo.