Lunes, 5 Octubre, 2020 - 10:52

Imágenes sensibles
El fuego no para: arrasó con una zona protegida y con los monos carayá que allí habitaban

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El pasado viernes 2 de octubre se registró un incendio que “exterminó la totalidad” del Parque Provincial San Cayetano de Corrientes, así lo tituló la propia entidad, al compartir imágenes en su cuenta de Facebook. El fuego fue combatido por guardaparques, becarios del CONICET, personal de CLT y vecinos que se acercaron para colaborar.
 
“Los nuevos focos de incendio volvieron a afectar el área protegida, exterminando lo poco que se había preservado”, se lee, y agregan “según las primeras recorridas, solo quedarían menos de 10 hectáreas sin quemar”.

Días atrás se viralizaron las imágenes del Aguará Guazú que apareció en el Shopping Sarmiento tras los incendios suscitados en las inmediaciones. 
 
Esta vez, es el caso de los monos carayá, que habitan en el área de estudio de los alrededores de la Estación Biológica Corrientes - Parque Provincial San Cayetano, que fue devastado por un incendio y arrasó con los ejemplares que allí habitaban. 
 
 
Foto: Facebook del Parque Provincial San Cayetano- Corrientes
 
La publicación corresponde a Martin Kowalewski, investigador del CONICET NORDESTE y director de la Estación Biológica de Corrientes, una unidad científica con investigadores, técnicos y estudiantes del CONICET, según indica en su cuenta de Facebook.

Las imágenes son impactantes y dan cuenta sobre la catástrofe que producen los incendios; no sólo para el ser humano, sino –y principalmente- en el hábitat de los animales silvestres. 
 
 
Foto: Adriana Vallejos Guardaparque
 
El ejemplar –nativo de América del Sur-, en especial y en condiciones “normales” -sin incendios-, habita en bosques primarios y en bosques de galería; también lo hacen en bosques secos cerca de cursos de agua o pantanos. 
 
 
Foto: Adriana Vallejos Guardaparque
 
Sin embargo, su hábitat está siendo quemado y los resultados están a la vista.
 
 
Foto: Facebook del Parque Provincial San Cayetano- Corrientes
 
El investigador del CONICET reflexionó sobre lo sucedido y compartió unas emotivas palabras respecto de las consecuencias que deben sufrir estos ejemplares a raíz de la acción humana:
 
“Estos eran monos carayá en nuestra área de estudio en los alrededores de la Estación Biológica Corrientes - Parque Provincial San Cayetano. 
Ardieron, se quemaron vivos. 
 
Quizás aullaron, mientras los consumía el fuego, quizás las madres abrazaron a sus crías para protegerlas como tantas veces las vimos. Para que al menos se quemen un poco más tarde o sientan menos dolor. No sé. No me lo puedo imaginar. 
 
No quiero. Hace tantos años que los estudiábamos, y ahora no pudimos hacer nada por ellos. La impotencia es inmensa. La tristeza infinita. 
Alguien por ahí… ¿siente empatía? ¿No sienten que deben hacer algo? ¿Cuantas señales necesitan para darse cuenta que el mundo que queda va a ser para unos pocos? 
 
Puedo llorar ahora, o llenarme de energía para dejar lo que me queda para que esto cambie. O las dos cosas. Ustedes ¿qué van a hacer?”.
 
 
 
 
 

Notas relacionadas