Lunes, 19 Febrero, 2018 - 12:55

El falso federalismo de Cambiemos
Por Fabricio Bolatti y Rubén Serruya (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El tan nombrado “federalismo” de Cambiemos consiste en acumular nuevos ingresos garantizados y financiamiento para obras públicas a ejecutar en los dos distritos mas ricos del país, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia del Buenos Aires, ambas gobernadas por figuras del PRO. La fuente de financiamiento de estos nuevos y mayores recursos surge de perjudicar al resto de las provincias y municipios.
 
Vía Decretos, D.N.U., Convenios, Leyes, operaciones mediáticas y judiciales, y decisiones administrativas, se fue concretando el objetivo y hoy se puede observar que la Ciudad de Buenos Aires incrementó en el año 2016 un 250% sus ingresos coparticipables que recibe del gobierno nacional de Macri, pasando de $7.900 millones recibidos en el año 2015, a $27.882 millones en el año 2016. A la Provincia de Buenos Aires le llegó su turno más tarde, aunque tuvieron aportes y anticipos de Tesoro desde el inicio de la gestión Vidal, finalmente logró garantizar que durante el corriente año va a recibir $40.000 millones más y para el 2019 ya se asegura $65.000 millones extras, monto que para el futuro se ajustará por inflación. Para poder dimensionar lo importante del monto, recordamos que durante el 2017 el Chaco recibió de Nación en concepto de recursos coparticipables menos de $36.000 millones.

EL “FEDERALISMO” DE AÍDA, ZDERO Y MACRI

Terminado el mes de enero del corriente año, ya podemos observar cómo impacta en la realidad de las distintas provincias el nuevo “Federalismo” que definió el macrismo.
 
 
Podemos observar en el cuadro, que en el mes de enero pasado, las provincias que más incrementaron sus ingresos coparticipables son las que gobierna el PRO, así la Ciudad de Buenos recibió un incremento del 53,53% con respecto a enero/17 y la provincia de Vidal un 43,86%, mientras que el promedio recibido por las otras provincias no llega al 37%. También queda claro el castigo a quienes no aceptan la política de entrega, San Luis que no adhirió solo recibió el 28,5% de incremento.  

ENTREGA DE SOBERANIA ECONÓMICA

Algo importante a resaltar es el creciente uso de compensaciones para atender la pérdida de derechos de las provincias, las que se efectivizan siempre y cuando cumplan con el “Acuerdo”, cumplimiento determinado por una de las partes, o sea el gobierno nacional define el grado de cumplimiento y las sanciones, para esto último hábilmente logró que las provincias cedan recursos coparticipables o garantizados y de libre disponibilidad, a cambio de la promesa de compensaciones atadas a la conducta de la jurisdicción y para ser aplicadas a fines específicos, en síntesis: te extorsionan con tus propios recursos y te definen el objeto del gasto.
Todo esto fue suscripto por el el gobierno del Chaco y los diputados del PJ y de Cambiemos lo ratificaron, entregando así la coparticipación del impuesto a las ganancias, al Cheque y finalmente el Fondo Solidario, cuyo envío se encuentra condicionado a la aplicación de las políticas de Cambiemos.

CHACO, Y LAS OBRAS, ¿VENDRÁN?

A nuestra provincia este proceso de avasallamiento institucional al que está siendo sometida por Cambiemos  con la complicidad de la UCR y de quienes gobiernan la provincia, le viene saliendo muy caro hasta ahora. No se ha recibido más que anticipos de cancelación mensual y autorización para endeudarnos, pero ya cedimos el derecho de recibir incondicionalmente la coparticipación porcentual de los impuestos a las Ganancias, al Cheque y a las retenciones a la exportación de cereales – Fondo Sojero –, y la cambiamos por promesas de compensación condicionadas al avance del ajuste que se comprometieron a hacer el gobierno de la provincia y los diputados del PJ y Cambiemos. Votos legislativos que también garantizaron el enorme endeudamiento público de estos dos años, Peppo tiene leyes de endeudamiento por $19.000 millones de pesos, más del 300% de incremento de la deuda que dejó Capitanich que apenas superaba los $6.000.
 
La realidad, es que el Chaco fue y es víctima del desfinanciamiento de obras que estaban garantizadas y otras que dependen del gobierno nacional, como ejemplo citamos las redes domiciliarias de gas, miles de viviendas, barrio Procrear, 320 cuadras de pavimento para Resistencia, pavimento de otras ciudades como Castelli, Quitilipi, Las Palmas, San Martin, el acueducto que no arranca, la autovía de Ruta 11 que se achicó, las redes de alta tensión que están paradas, el acceso al puesto de Las Palmas, el puerto de Barranqueras, la cancelación del reemplazo del ramal ferroviario de Avia Terai al Puerto de Barranqueras, entre otras.
 
(*) Bloque Legislativo del Frente Grande, en Unidad Ciudadana