Viernes, 8 Noviembre, 2019 - 17:49

El ex presidente Lula Da Silva salió de la cárcel luego de 580 días

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El ex presidente brasileño y líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva salió en libertad pasadas las 17.42, después de 580 días preso, luego de haber sido detenido el 7 de abril de 2018 para cumplir una condena de 8 años y 10 meses por corrupción, según determinó la justicia de ejecución penal de la ciudad de Curitiba, del estado sureño de Paraná.
 
Solo tras salir y ser recibido por sus seguidores, Lula da Silva denunció que "sectores podridos" del Estado, la Fiscalía, la policía y el Poder Judicial han actuado para "criminalizar a la izquierda, al Partido de los Trabajadores" y a su propia figura.
 
En tanto, destacó: “Toda mi vida conversé con el pueblo brasileño, y no me imaginé que el día de hoy iba a estar aquí conversando con los hombres y las mujeres que durante 580 días estuvieron diciendome ‘buen día, Lula’, ‘buenas tardes, Lula’, ‘Buenas noches, Lula’, no importa si llovía, si hacían 40 grados o si hacían cero grados, todo el santo día sus voces eran el alimento de la democracia que yo necesitaba para resistir”.
 
"Salgo de aquí a los 74 años con un corazón en el que solo hay espacio para el amor, el amor va a vencer en este país", aseguró.
 
 
Después, el ex mandatario se tomó unos minutos para agradecer a su círculo íntimo, que trabajó por su libertad, personalidades, organizaciones sociales y su equipo de abogados y colaboradores del PT. Después, mencionó y besó a la socióloga Rosángela Da Silva, su pareja y prometida.
 
El ex presidente de Brasil recuperó hoy la libertad tras pasar 19 meses preso como parte de una condena de 8 años y 10 meses por corrupción.
 
El juez federal Danilo Pereira Junior dictaminó esta tarde la liberación inmediata del ex mandatario luego de que el jueves el Tribunal Supremo (STF) resolviera que las penas de prisión empezarán a cumplirse solo cuando el acusado agote todos los recursos disponibles.
 
Citando la decisión del máximo tribunal judicial, el magistrado resolvió en un fallo de menos de dos páginas que ya "no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia". 
 
Lula se encontraba entre rejas desde el 7 de abril de 2018, cuando comenzó a cumplir una pena de ocho años y diez meses por corrupción tras ser condenado en segunda instancia, acusado de recibir a manera de soborno un apartamento de playa de la constructora OAS a cambio de beneficios para la adjudicación de contratos con Petrobras.
 
En Sao Bernardo, donde forjó su vida sindical y política, ofrecerá mañana un discurso en el Sindicato de Metalúrgicos en el cual profundizará los rumbos del espacio opositor, que lo tiene como líder natural pero no como candidato.
 
Como dijo el jefe del bloque del PT, el diputado Paulo Pimenta, a Télam, Lula "quiere ir el 10 de diciembre a Argentina" a la asunción de Alberto Fernández si la Justicia se lo permite. Analistas locales destacaron que ese sería un gesto más que simbólico para diferenciarse como líder del ex capitán Bolsonaro, con el cual se vislumbra un panorama de polarización nacional.

Notas relacionadas