Viernes, 24 Abril, 2020 - 13:25

El drama de una familia chaqueña varada en Buenos Aires: “No tienen dinero ni lugar donde estar”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una mujer de Vedia expuso la situación que viven su madre, de 55 años, su hermana de 14, y sus hijas de 6 y 12 años, que están varadas en Buenos Aires desde el inicio de la cuarentena y hoy ya “no tienen ni dinero ni lugar donde quedarse”.

Natalia Frutos contó a Diario Chaco la dura situación que atraviesa parte de su familia que logró viajar en enero a Florencia Varela, en Buenos Aires, para pasar las vacaciones en la casa de un pariente cercano, pero desde entonces no pueden regresar a su hogar y actualmente no tienen espacio donde alojarse, ni dinero para sobrevivir, y aseguró que hasta ahora no obtuvo respuestas ni de la Intendencia de su pueblo ni del gobierno provincial.

Frutos espera que las autoridades atiendan su caso ya que además de estar a la deriva, tanto sus hijas, que padecen de asma, y su madre, de diabetes y obesidad, son parte del grupo de riesgo en el marco de la pandemia por la COVID-19. Aquellas personas que quieran colaborar pueden contactarse con la familia al celular  362 5268150.

“Estaban desde vacaciones desde enero en la casa de un pariente, tenían que regresar el 15 de marzo y ya no le quisieron vender pasajes para venir a Chaco desde Buenos Aires”, explicó la mujer. Detalló que ese día, previo al dictado del aislamiento obligatorio, la empresa de transporte no les vendió los pasajes a falta de la autorización de las nenas ya que no viajaban con sus padres; no obstante tras conseguir los permisos, el 16 de marzo también se negaron a vendérselos porque ya consideraban a Chaco zona de riesgo.

“Viaje a Resistencia a tramitar estos permisos para que puedan comprar el pasaje porque no se los querían vender porque estaban viajando con la abuela y, cuando volví, en Vedia me hicieron cumplir el aislamiento por 15 días”, explicó Frutos y afirmó que desde entonces se ha “comunicado con todos los lugares posibles para traerlas”.

“Me comuniqué con números del gobernador, de la radio, del Ministerio de Transporte de Buenos Aires y de Chaco, con muchos lugares y no he tenido una respuesta para poder traerlas”, lamentó y contó que es vendedora ambulante y, si bien les pudo enviar dinero en dos ocasiones, actualmente ya no tiene posibilidades de girar nada ya que tampoco puede desarrollar sus tareas desde hace un mes por el aislamiento social y obligatorio.

“Ellas ya están prácticamente en la calle sin plata ni abrigos y necesitamos que vuelvan”, insistió Frutos y comentó que la opción de traerlas en taxi es la única que consiguió pero tampoco puede acceder a ella ya que “de 30 mil pesos no bajan porque son cuatro personas”.

Frutos remarcó que las vacaciones de ellas se dieron “gracias a que entre toda la familia lograron juntar el dinero”: “Juntamos para que mi mamá viaje con las nenas porque hace tres meses falleció mi papá y ella cayó en un encierro total”.

Relató además que en la casa donde paraban hasta entonces tampoco pueden albergarlas más tiempo por falta de espacio y a esto “se suma que comenzó a hacer frió allá y ellas no llevaron abrigos porque estaban de vacaciones de verano. Todo se va complicando”.

Pulsa aquí para comentar en Facebook