Miércoles, 6 Mayo, 2020 - 16:34

El dólar el blue subió a $122 y el contado con liqui cede a $118

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Avanza la semana decisiva para la reestructuración de la deuda soberana, mientras que las valuaciones del dólar se mantuvieron en niveles máximos en todos los segmentos. 
 
Las medidas oficiales para atenuar la suba de las paridades que se operan por fuera de los controles cambiarios no dieron los resultados esperados. En lugar de incentivarse las colocaciones en pesos, por efecto del desarme de posturas dolarizadas en Fondos Comunes de Inversión, los pesos resultantes de dichas ventas de activos regresaron a la plaza para dolarizarse a través de la compraventa de acciones y bonos, lo que disparó el martes al “contado con liquidación” y el MEP a un precio récord. 
 
“A pesar de la última medida restrictiva del Central para contener la presión sobre el dólar financiero, los distintos tipos de cambio de referencia retomaron el sendero alcista”, señaló Portfolio Personal Inversiones. 
 
Las recientes regulaciones de la Comisión Nacional de Valores y del BCRA impactaron a las posiciones en dólares de los Fondos Comunes de Inversión y restringieron el acceso al mercado de cambios sólo bajo ciertas condiciones, lo que limitó la venta de títulos valores con liquidación en moneda extranjera o transferencia a entidades depositarias del exterior. 
 
A la par, indicadores económicos muy negativos abonan la visión de que una “bomba de pesos” que se está gestando para asumir los costos del déficit fiscal por las medidas de contención social para afrontar el contagio de coronavirus y que, por añadidura, empuja al alza del precio implícito del dólar. 
 
En 2020, un uno de cada cuatro pesos con los que se cubre el gasto público proviene de emisión lisa y llana del Banco Central. Y no es casual: en abril la caída real de la recaudación fue también del 25 por ciento. 
 
1) CAE LA RECAUDACIÓN: Por una parte, la recaudación tributaria cayó bruscamente en abril, vigente la cuarentena, lo que reflejó la severidad de la recesión agudizada por las medidas contra la pandemia. La recaudación cayó 10% en abril respecto de maro, a $399.000 millones en la tercera naja consecutiva. 
 
Además, en comparación con abril del año pasado, los ingresos tributarios aumentaron apenas 12%, muy por debajo de la tasa de inflación de 48% anual, lo que indica una caída real del 25% que grafica la magnitud del retroceso de la actividad. 
 
2) CRECEN LAS NECESIDADES FISCALES: Un reporte del Ministerio de Economía anticipa que el PBI en 2020 se contraerá un 6,5% y proyecta un déficit fiscal primario del 3,1% este año y del 1% en 2021, tras el aumento del gasto público generado por las medidas impulsadas para enfrentar la pandemia del coronavirus. 
 
3) EXPANSIÓN MONETARIA RÉCORD: En el último semestre el BCRA emitió y asistió al Tesoro por unos $891.000 millones (más de USD 14.000 millones al tipo de cambio oficial) en concepto de Adelantos Transitorios y Transferencia de Utilidades, para cubrir el déficit público. 
 
Con esos fundamentos, tanto los dólares bursátiles como el blue, ahora en máximos de $122 para la venta, mantienen una brecha récord próxima al 80% respecto del oficial, que en su cotización mayorista cerró a 67,10 pesos. 
 
En el segmento de contado (spot) se negociaron unos USD 211 millones, con una caída de unos USD 100 millones respecto del volumen del martes. 
 
“La autoridad monetaria participó con ventas y compras que fueron atendiendo los transitorios desequilibrios entre la oferta y la demanda genuina”, señaló Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio. 
 
En la operatoria electrónica en bancos el dólar terminó ofrecido al público a un promedio de $90,31 vendedor, con la aplicación del impuesto del 30% para la demanda minorista. 
 
También empezó a desacelerarse la salida de depósitos en dólares en efectivo del sector privado, aunque entre el 20 y el 30 de abril estas colocaciones disminuyeron unos USD 532 millones, desde USD 18.289 millones USD 17.757 millones -un mínimo desde noviembre de 2016- tras la flexibilización de la atención al público en bancos. 
 
Fuente: 
Infobae