Miércoles, 27 Enero, 2021 - 17:11

El dilema que debe resolver River para tener margen a la hora de reforzarse y qué futbolista podría emigrar

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Luego de la eliminación en semifinales de la Copa Libertadores a manos de Palmeiras de Brasil y quedar a un paso de acceder a la final de la Copa Diego Armando Maradona, en River trabajan con la clara intención de retener a la mayoría de sus figuras y así conseguir la continuidad de Marcelo Gallardo al frente del equipo.

En la primer reunión que mantuvo con el presidente Rodolfo D’Onofrio y el secretario técnico Enzo Francescoli, el director técnico fue claro en su pedido de retener la base de su once titular y la posibilidad de incorporar caras nuevas para ir formando y buscar nuevos objetivos. El fichaje de Paulo Díaz en agosto de 2019 fue el último que realizó la institución.

Sin embargo, para contar con un margen mayor de maniobra, River deberá resolver el problema que tiene actualmente con el cupo de extranjeros, ya que dentro de su plantilla actualmente cuenta con 6 foráneos: los defensores paraguayos Jorge Moreira y Roberto Rojas, el marcador central chileno Paulo Díaz, el mediocampista uruguayo Nicolás De La Cruz y los colombianos Rafael Santos Borré y Jorge Carrascal.

El que tiene todos los boletos para emigrar es Jorge Moreira, quien tras regresar de su préstamo en los Portland Trail Blazers de la MLS no ha tenido la continuidad que esperaba. Pese a que en algunos encuentros el DT apostó por la rotación, el oriundo de Villarrica solamente jugó dos veces: 56 minutos en la victoria ante Rosario Central y 68 en el triunfo contra Godoy Cruz. Además, fue suplente en la igualdad 1 a 1 ante Argentinos Juniors.

Aunque supo ser muy importante en su paso anterior por la institución en el andarivel derecho, su situación no cambiaría ni aunque Gonzalo Montiel sea transferido en este mercado de pases (su contrato vence en junio y cuenta con algunos sondeos desde Europa).

En un principio sonó para volver a Libertad de su país, pero Rubén Di Tore, presidente del club paraguayo, desmintió la posibilidad. “No sé de dónde salió eso. Nosotros no hemos estado interesados por el momento en Jorge Moreira”, manifestó. Su nombre también apareció como opción en Racing, pero el conjunto de Avellaneda finalmente fichó a Ezequiel Schelotto.

Otra de las variantes que baraja la dirigencia de River es la de conseguir la doble nacionalidad del delantero colombiano Rafael Santos Borré o del uruguayo Nicolás De La Cruz, quienes se encuentran en el club desde 2017. Aunque los trámites ya fueron iniciados, lo cierto es que debido a la pandemia del coronavirus todo hace indicar que la autorización final de la Dirección Nacional de Migraciones de Argentina no llegará antes de la finalización de este mercado de pases en el país.

Dicha aprobación no solo le abrirá las puertas al club para incorporar a algún extranjero, sino que también le brindará la oportunidad al Muñeco de subir a algunos de los juveniles que no son argentinos al primer equipo.

Vale remarcar que, paralelamente, los mandatarios del Millonario negocian con los agentes de Borré y De La Cruz para lograr extender sus contratos, los cuales vencen a mitad de año. En River estudian la posibilidad de hacer un esfuerzo económico y abonar los 3,5 millones de euros por el 25 por ciento de su ficha al Atlético Madrid para renovarle (pasaría a tener el 75), pero primero deberán acordar un nuevo vínculo con el colombiano (el tope del dólar, una de las claves). Por el uruguayo, desde Núñez confían en que está todo encaminado, pero antes tendrán que cancelar una deuda que mantienen con el Liverpool charrúa por su pase.

Si bien por estas horas la operación que pareciera más avanzada es la de Agustín Palavecino (mediocampista creativo del Deportivo Cali de Colombia con buen paso por Platense en el ascenso argentino), lo cierto es que la secretaría técnica del conjunto millonario también tiene otras opciones de futbolistas extranjeros para sumar en el corto-mediano plazo; algo que no podrá realizar hasta resolver este dilema.

Uno de los nombres en cuestión es el del marcador central uruguayo Mathias Laborda. “Me llamaron. Todo se mantenía de manera confidencial, pero ahora tomó notoriedad, por eso hablo. Fue un acercamiento para conocer las condiciones y manifestar el interés”, le reconoció a este medio José Ducret, agente del futbolista de 21 años.

Otra de las variantes que asoma es la de su coterráneo y compañero de equipo Gabriel Neves. Hace algunas semanas, Alejandro Balbi, vicepresidente de la institución, expresó que “hubo contactos con River por Gabriel Neves. Humildemente, es un jugador para River y ojalá a futuro se haga porque el fútbol uruguayo es vendedor”.

Fuente: 
Infobae