Domingo, 17 Febrero, 2019 - 18:34

El desarme de $50.000 millones de Leliq frenará la baja de la tasa de interés, según Ecolatina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
El desarme de posiciones por $ 50.000 millones de Letras de Liquidez (Leliq) en manos de los bancos (únicos posibles tenedores de estos instrumentos) al que están obligados con la nueva disposición del Banco Central, generará un freno en la baja de tasa de interés de estas letras y posiblemente incremente la demanda de dólares, consideró hoy un informe de la consultora Ecolatina.
 
Sin embargo, el efecto no será inmediato dado que las entidades tienen tiempo para ajustar su tenencia hasta abril, de acuerdo a la normativa que se conoció el viernes 8 de febrero. 
 
El informe aclara que, según la nueva norma, el stock de estas letras no puede exceder al patrimonio neto de los bancos o dos tercios de los depósitos realizados en cada entidad por el sector público y privado no financieros, lo que arroje un saldo mayor. 
 
"Esta medida tendrá un impacto sensible sobre el sistema financiero local. Conforme a las estadísticas disponibles, los bancos se verían obligados a desprenderse de, al menos, $50.000 millones de Leliqs en los próximos dos meses y medio" sostiene la consultora y aclara que, aunque la norma se hará efectiva al cierre de abril, para el 28 de febrero y para el 31 de marzo se deberán cumplir requisitos intermedios. 
 
"Considerando un tipo de cambio de $38 por dólar, esto equivale a poco más de US$ 1.300 millones y representa alrededor del 5% de la base monetaria, que el BCRA tendría que esterilizar", indicó Ecolatina.
 
De allí desprende que los bancos tendrán que derivar esa masa de pesos a distintas alternativas. "En primer lugar, el excedente podría remitirse a casa matriz en el caso de los bancos extranjeros, operación que se realizaría en moneda dura" explica y sostiene que "en este caso, el efecto sobre la base monetaria sería prácticamente nulo, ya que el excedente de Leliqs se convertiría en demanda de moneda extranjera y saldría del sistema financiero".
 
La segunda opción que presenta el informe es la que esos pesos se dirijan "al mercado de capitales (bonos o acciones) o al de préstamos. Esta última alternativa obligaría a relajar el costo de financiamiento, en la búsqueda por colocar nuevos créditos. En ambos casos, este dinero sí expandiría a la base monetaria, de modo que obligaría al Banco Central a redoblar sus esfuerzos para secar la plaza de pesos", indicó el trabajo. 
 
Por ello Ecolatina concluyó que "al proceso de recorte de tasa de interés le quedarán un par de semanas bajo estas condiciones" pero que "una vez que se acerque el desarme obligado de Leliqs su renovación total no será una posibilidad". 
 
"A juzgar por la incertidumbre electoral y las magras perspectivas de actividad, la dolarización luce plausible. Por lo tanto, el sendero bajista de la tasa de interés se interrumpiría, e incluso es posible que se revierta a medida que se materialice el desarme de Leliqs. No obstante, vale destacar que el costo de financiamiento no volvería a los niveles “astronómicos” del cuarto trimestre del año pasado, sino que se acercaría a los de comienzos de este año.
Fuente: 
Télam.