Martes, 5 Noviembre, 2019 - 11:11

El Derecho y la Perspectiva de Género -especificidad-
Por Luis A. Martínez (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Es pacífica y reiterada la denominada Doctrina de la Arbitrariedad creada pretorianamente por la Corte Suprema de Justicia de nuestro país. Ello fue el producto o resultado ante la necesidad de establecer cuáles son los caracteres que deben concurrir en una sentencia para ser tal, como acto jurisdiccional válido. Así entendió que ella debe ser fundada. Y este constructo se abastece cuando la misma constituye una derivación razonada del derecho vigente de conformidad o con aplicación a las circunstancias comprobadas de la causa (fallos: 331; 1090).

Las sentencias que involucran derechos de la mujer deben observarse con criterio de género, cuando ello concurra y así pronunciarse una Sentencia fundada y no arbitraria.

Que el criterio o estereotipo de razonabilidad en la valoración, ha impactado como variante, en las actividades jurisdiccionales tanto de carácter preventivo, como investigativos y también de sanción.

Recientemente y en relación a la denominada cuestión o perspectiva de género, el Máximo Tribunal ha dicho que los estereotipos tradicionales, en relación al trato entre varones y mujeres, ya no son los criterios usuales y de ponderación, a utilizar en la jurisdicción judicial. Asimismo que ellos deben adecuarse a los casos concretos- Así entendió que si se avizoran los hechos y los casos con esos estereotipos, se razona y valora de forma inadecuada.

Que se trataba de un caso que involucró, como víctima a una mujer- a la sazón en un contexto de unión afectiva- en donde la Corte avizora que la valoración de la defensa de la institución Legitima Defensa -art 34 inc. 6to- del Código Penal exige una valoración distinta y especifica en el contexto de violencia de genero Y por tanto razona que la violencia contra la mujer tiene características propias, que deben ser tenidas en cuenta en el razonamiento judicial.

En relación al art 34 inc. 6to indicado y la concurrencia de la Agresión Ilegítima entendida como amenaza de lesión o puesta en peligro de bienes protegidos y que es inminente o está en desarrollo y es emprendida sin derecho, requiere ser comprendida desde la cuestión de género. Porque así lo exige la Convención Belem Do Para.

Y así dijo que en las uniones de hecho o derecho, la violencia de género no son hechos aislados, sino de un carácter "intrínsecamente continuo". Ello porque la integridad física o psíquica de la mujer se merman en forma permanente. -Luego, dijo, la inminencia permanente de la agresión tiene especificidad por la continuidad de la violencia (puede suceder en cualquier momento) y puede ocurrir o ser disparada en cualquier momento y por cualquier circunstancia.-También es de carácter "cíclico" es decir si fue maltratada puede volver a serlo.

En relación a la concurrencia de la "racionalidad del medio" empleado, lo que se exige es una necesidad de defensa y el medio sea, además de necesario "racionalmente adecuado", para impedir la agresión Debe haber proporcionalidad entre la agresión y el medio empleado y entre el daño y la causa.-No obstante dijo la Corte que en el caso analizado no se exige proporcionalidad sino la "falta de "desproporción inusual entre la agresión y la defensa".

Menor lesividad -dogma- no resulta que la menor lesividad obliga a usar medios de dudosa eficacia.- Ello porque la agresión y la respuesta deben analizarse en el contexto que suceda.

Por último, Falta de provocación suficiente por parte del que se defiende Al respecto decir que cualquier provocación anterior a la agresión constituye una provocación -en el caso que involucre una mujer- es usar estereotipo inadecuado, constituye un estereotipo de género.

En el caso analizado la mujer -que con anterioridad ya había sido golpeada- en circunstancia de llegar a su hogar el hombre y no ser saludado por ella -propinó una golpiza. La mujer al defenderse tomo un cuchillo -único medio a la vista - y ante el temor de perder la vida lo acuchilló lesionándolo gravemente en la mano y el estómago.

El fallo de condena acredito Lesiones Graves condenó a la mujer desestimando la legitima defensa invocada por su defensa. La Corte anuló el fallo de condena y ordenó se revea el mismo bajo la perspectiva de género y su contexto fáctico. Que se dicte nueva sentencia de acuerdo a los parámetros que señaló.

Sentencia de fecha 29 de Octubre de 2019 dictada en causa CSJ 733/2018/CS1- R... c/...Es/ Rec Extraordinario -causa Núm.: 63.000 Tribunal de Casación Penal, Sala IV.

(*) Juez de la Cámara en lo Contencioso Administrativo del Chaco