Sábado, 31 Octubre, 2020 - 09:41

"El cuidado ambiental es un eje estructural de la gestión", afirman desde la Municipalidad de Resistencia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Resistencia desarrolla su gestión en base a la planificación e implementación de cinco ejes estructurales para lograr una "Ciudad en Desarrollo". La sostenibilidad ambiental es uno de ellos y se aborda a través del plan Eco Ciudad, pensado para la integración urbana, fortaleciendo cualitativa y cuantitativamente los servicios públicos y poniendo especial énfasis en el abordaje integral con una perspectiva socioambiental.
 
El subsecretario de Ambiente, Pablo Alegre, brindó detalles sobre los proyectos y acciones que lleva adelante la gestión municipal en materia de ambiente y su proyección ante la necesidad de pensar un urbanismo estratégico para Resistencia, basado en una organización ecosistémica de la ciudad que permita el desarrollo urbano sostenible.
 
El Plan de Higiene Urbana para la actual gestión es fundamental, por lo que el funcionario explicó que se trabaja para brindar un servicio de limpieza e higiene integral, sustentable y eficiente. “Promovemos la reducción y disminución del impacto ambiental que ocasionan los desechos a través de un plan a mediano plazo donde se mejore la recolección, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos urbanos”, explicó Alegre.
 
En esta línea, expresó que se implementa un servicio integral de gestión, recolección, clasificación y tratamiento de los reciclables, orgánicos y especiales, para grandes generadores de residuos y para los vecinos de los distintos barrios. “El barrido de calles, veredas, despeje y pintura de cordones son servicios que se prestan cotidianamente en simultáneo en toda la ciudad y, junto a la recolección de residuos, son dos puntos fundamentales en este proceso”, aseveró.
 
El servicio se desarrolla en la ciudad con diversas metodologías a través de la recolección de residuos convencionales domiciliarios; no convencionales como ramas, escombros, tierra y cacharros; de grandes generadores que son los establecimientos, mercados y lugares donde se genera gran cantidad de basura; de locales gastronómicos; y reciclables, el que se desarrolla mediante la acción colectiva y el trabajo coordinado con la colaboración en la recolección y separación de residuos en origen por parte de los vecinos.
 
“EL TRABAJO COORDINADO CON LA COMUNIDAD ES FUNDAMENTAL”
 
Alegre resaltó la importancia de contar con la participación de la comunidad en los procesos de separación y recolección diferenciada de residuos para que el material reciclable vuelva a ingresar a los circuitos productivos y se convierta en nueva materia prima en una economía circular. Además, colaborar con la reducción del volumen de residuos que diariamente se envían al vertedero municipal, lo cual representará un ahorro significativo en los costos de logística y traslado, por lo que aseguró que, para poder avanzar en este proceso, la Comuna instaló islas o campanas de reciclaje en distintos espacios comunes y centros de compras barriales para que la ciudadanía se sume y separe sus residuos en sus casas. “Para esto es fundamental el trabajo conjunto y coordinado con las instituciones y cadenas de supermercados para que participen en el cuidado del ambiente”, agregó el responsable del cuidado del ambiente del Municipio.
 
En esta temática el intendente Gustavo Martínez rubricó convenios de colaboración con la Cámara de Comercio de Resistencia, el Grupo Libertad y con el Sindicato Único de los Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal del Chaco (Suterh), para impulsar en conjunto un servicio de recolección de reciclables que permita la separación de botellas de plástico, vidrios, recipientes de metal y cartón, así como otro residuos secos.
 
GESTIÓN DE RESIDUOS DEL ÁREA METROPOLITANA (GRAM)
 
Para profundizar el saneamiento integral, actualmente se está trabajando en un proceso gestión de residuos del área metropolitana que contempla una planificación eficiente y la consolidación de un sistema integral. Es así que se concretaron acciones que van desde la separación en origen hasta la disposición final de los residuos sólidos urbanos, impulsando el reciclado y su valoración a través de nuevas metodologías de tratamiento para prevenir y minimizar su impacto negativo en el ambiente.
 
Se implementaron ecopuntos en los cuales se reciben los residuos diferenciados de los vecinos, como cartón, papel, plásticos y vidrio; así como también puntos limpios en los cuales se recibirán los residuos verdes, propios de la poda, para su tratamiento y chipeado en la Planta de Transferencia GRAM Resistencia.
 
Esta planta se implementará como estación de transferencia temporal para la disposición de los desechos y promoverá la reducción de tiempos de ejecución de los servicios de recolección de los sectores alejados del centro de tratamiento y optimizará los costos del transporte. Los residuos de este sector serán destinados a relleno sanitario.
 
Se promoverá, además, con los residuos húmedos, compostaje y lombricompuesto, sirviendo como punto de suministro de estratos para el Vivero Municipal.
 
Se pondrá en funcionamiento la planta de tratamiento de residuos reciclables que permitirá, mediante la combinación de múltiples equipos de clasificación, separar los recursos útiles dividiendo automáticamente los residuos sólidos en diferentes partes según sus materias primas. Proceso fundamental para disminuir la contaminación de los residuos en la ciudad y mejorar el ambiente.
 
Y como destino final del ciclo, Alegre detalló que todos los residuos serán trasladados hacia la Planta de Transferencia y de allí se derivarán los no valorizables en camiones batea hacia el vertedero municipal para su disposición final.
 
SISTEMA LACUSTRE Y PULMONES VERDES
 
Los espejos de agua y el arbolado urbano de la ciudad son recursos naturales que esta gestión pretende preservar, afirmó el subsecretario Alegre, quien detalló que para esto se pensó en dos programas de acciones integrales denominados Resistencia Lacustre 2040 y Resistencia Arbolada 2040.
 
Ambas iniciativas se ejecutan con la planificación como eje prioritario y se promueve el vínculo con el vecino, una responsabilidad compartida en la toma de decisiones y acompañamiento en las tareas de protección de las especies arbóreas, para promover conciencia y educación ambiental.
 
En lo que hace a Resistencia Lacustre 2040, se tiene como objetivo la recuperación de las lagunas desde el punto de vista hidrológico, ambiental y recreativo. Estos espejos de agua son fundamentales, porque funcionan como pulmones ambientales para la fauna y la flora, como reservorio amortiguador de las precipitaciones y espacio de esparcimiento social.
 
Para lograr este objetivo se diagramó una agenda de trabajos coordinados y cooperativos no sólo desde el punto de vista operativo, sino también desde la regularización de los dominios de los terrenos y rectificación de la línea de ribera en caso de ser necesario. Entre las tareas que se realizan para su recuperación están las de desmalezado, demarcación de línea de ribera y saneamiento interno del espejo de agua, que se desarrollan mediante un trabajo articulado con la Administración Provincial del Agua (APA).
 
A eso se suma la parquización e instalación de equipamiento urbano en las márgenes de estas lagunas para protegerlas y aprovechar la riqueza natural de la flora y la fauna, lo que estará acompañado por el mantenimiento y cuidado constante de estos espacios sumando a los vecinos, comisiones y ONGs, promoviendo la concienciación colectiva.
 
Para finalizar, el subsecretario de Ambiente detalló el programa Resistencia Arbolada 2040, que busca proteger como patrimonio y promover el desarrollo equilibrado del arbolado urbano. Para esto, indicó, es necesario fortalecer al Vivero Municipal, que es el principal proveedor interno de la mayoría de las especies que se plantan en Resistencia.
 
“Las acciones planificadas para desempeñar en la gestión están pensadas con una proyección de 20 años, relacionadas con la plantación, poda responsable, curación y recuperación de las especies arbóreas; con el corte de raíces y extracción de árboles en casos necesarios”, concluyó el responsable de Ambiente del Municipio.