Martes, 12 Febrero, 2019 - 17:36

El Cosquín Rock dejó al descubierto la falta de espacio para las mujeres

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
 
La 19a edición del Cosquín Rock, que se realizó el último fin de semana, dejó al descubierto la escasa presencia femenina en el festival pese al momento histórico atravesado por el empoderamiento de la mujer y el proyecto de ley de cupo femenino en los festivales.
 
"Si hay una ley que exige el 30% y hay 140 bandas tocando, tengo que incluir 50 bandas de mujeres pero a lo mejor hoy no hay 50 copadas. Tendría que llamar a una tía que toca el güiro para cumplir el cupo o tendría que poner bandas que no tienen el talento que tratamos de poner en los escenarios", expresó José Palazzo, organizador del festival, en conferencia de prensa el domingo en el cierre del encuentro.
 
De las 68 bandas que subieron a los escenarios del encuentro rockero durante la primera jornada, cinco tuvieron en su formación integrantes femeninas, mientras que el domingo, de las 64 que sonaron, 12 estuvieron compuestas al menos por una mujer, en un total que sumó en ambos días 132 bandas en escena.
 
Sólo un 12,88% de la nómina tuvo la presencia de mujeres músicas, con 17 formaciones, contra otras 115 compuestas en su totalidad por varones.
 
"Tiene que haber más mujeres sobre el escenario porque damos todo. No tenemos ninguna diferencia con nadie y tenemos que tener las mismas oportunidades", expresó Leticia Lee, ex vocalista de Camus y actual de Led Ladies, que minutos antes de dialogar con Télam había ofrecido un show supremo en un Hangar del Metal explotado de gente.
 
En ese espacio, entre una veintena de bandas sólo dos tuvieron presencia de chicas: Led Ladies, que tributa la obra de Zeppelin, y Cirse, otro referente con 15 años de historia.
 
"A nosotros no nos convocaron, pero esta vez nos anticipamos. Le conté a Palazzo que estaba Led Ladies y él ya las conocía así que llamé a Silvana, la batera, y le dije que haga fuerza. Mirá todo el esfuerzo que la mujer tiene que hacer para participar", sostuvo Luciana Segovia, voz de Cirse, a esta agencia.
 
De los espacios centrales, por el Sur pasaron 24 formaciones pero ninguna contó con participación femenina, y en el Norte, de 19 grupos únicamente tres tuvieron al menos una mujer en su formación: Las Pelotas, Eruca Sativa y El Plan de la Mariposa.
 
En ese sentido, la bajista de Las Pelotas, Gabriela Martínez, expresó a Télam que "de los primeros Cosquín hasta ahora fue subiendo el porcentaje de bandas femeninas, y bienvenido sea. No sé si antes había menos interés de las chicas por hacer rock o si realmente quedaban afuera. Yo estoy en una banda en la que siempre me trataron muy bien y no tuve mala experiencia".
 
Quizás uno de los grupos que enarbola este movimiento y aprovecha su popularidad para potenciarlo es Eruca Sativa, que invitó a La Bruja Salguero, Sonia Álvarez y Kris Analiz a su show: "Tenemos que transformar la queja en acción. Si un festival tiene pocas mujeres, sumamos tres mujeres más a nuestra formación. Necesitamos que quienes producen también impulsen este cambio porque somos generadores de espacio", razonó Lula Bertoldi.
 
En la misma línea, Brenda Martin completó: "Cuando nos invitaron al festival pensamos en no venir. Queremos a José porque apostó a nosotros desde el comienzo, pero cuando vimos la grilla nos pareció que reflejaba poco la realidad. Nos dio la sensación de que era un no querer escuchar pero pensamos que quizás era falta de información, entonces decidimos aprovechar los espacios donde el micrófono esté abierto para que podamos hablar".
 
De todos los espacios, La Casita del Blues fue el que más chicas contempló: entre 16 números, seis fueron grandes formaciones presididas por mujeres: Alapar, Marcia Blues, Déborah Dixon, Ettiene Nadine & Toyo, Lorena Gómez and the Mojo Boogie's y Ale Rojas Monticelli & The Soul Hunters.
 
En tal sentido, una de las más aplaudidas, Ale Rojas Monticelli, opinó que "tiene que ser un espacio de lucha compartida porque si no no hay feminismo. Que mis compañeros acepten la igualdad es genial porque no siempre se da. Que te miren a la par o con respeto por el liderazgo es bárbaro porque varias veces escuché 'eso no es blues' o 'no sabés hacer música'".
 
Por último, de las 22 propuestas del espacio Alternativo -que este año se abrió al trap- fueron convocadas solamente Miss Bolivia, Tink, Dakillah y Victoria Bernardi; y entre 31 bandas que animaron en escenario Córdoba X, sólo Harén, comandada por la vocalista Julie Aiello y ganadora pre Cosquín Rock Villa María, tuvo impronta femenina.
Fuente: 
Télam.