Lunes, 7 Noviembre, 2016 - 16:02

Editorial
El Consejo de la Magistratura de Chaco y sus desaciertos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
"Decano de los consejos de la Magistratura de la República Argentina” es el eslogan que utilizan los jueces de jueces que integran el Consejo de la Magistratura de la Provincia del Chaco en sus escritos oficiales, obviamente es sólo una referencia a aquella constitución de 1957. En estos días estamos viendo cómo la institución de rango consitucional asiste, quizás, a uno de los peores momentos desde que funciona la democracia.
 
Como Consejo de la Magistratura, y sólo por mencionar algunos, está el reciente concurso de jueces a la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial a ponerse en funcionamiento en la IV jurisdicción con asiento en la ciudad de Charata. Como en todo examen hubo postulantes que alcanzaron el nivel de excelencia y otros que no; a estos últimos le dieron un recuperatorio con el argumento, que todos conocemos, de que hay distintos criterios para resolver una cuestión. Cuando en realidad la cuestión refería a valoración de pruebas, circunstancia que originó que prestigiosos profesionales del medio, como Benjamin Kapeika y Marta Alonso, se aparten de integrar la mesa examinadora.
 
Recientemente tomó estado público el amparo presentado por una aspirante a cubrir el cargo de Asesoría de menores por el tratamiento diferenciado que se le otorgó a las impugnaciones al examen presentado por la aspirante con respecto a otras situaciones similares.
 
Hace prácticamente un año que una de las salas de la Cámara contencioso administrativa, con competencia en toda la provincia, se encuentra desintegrada y el Consejo no nombra sus integrantes y, encima, fijó mesas examinadoras separadas para una misma sala. Aún para integrar esa sala habrá que esperar unos seis meses.
 
¿Cuánto demora nombrar un juez en Chaco?
 
Conmemoró sus 58 años para que el diputado Ricardo Sánchez presente un proyecto que no es de su autoría respecto al examen psicofísico de los aspirantes a jueces. La Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales del Chaco sólo había pedido que el estudio se haga como requisito de admisibilidad para concursar y no después de rendir. El argumento era sencillo: para qué un postulante se va a presentar a rendir si después no resulta apto. 
 
De igual manera había muchas cosas para mejorar: reglamentación de exámenes, consideración de antecedentes, procedimiento de jury, etcétera. Pero se preocuparon por una cuestión que no registra ningún antecedente, pero que le cayó muy bien a la prensa de élite porteña, cuya Justicia sí esta muy cuestionada.
 
Como jurado de enjuiciamiento la cuestión no es más sencilla. Todos los procesos fueron declarados nulos. El de Daniel Freytes, juez de instrucción de Sáenz Peña, con el emblemático caso corralito, declarado nulo por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, es decir no sólo anuló la decisión del Jurado de Enjuiciamiento sino también la del S.T.J., cobra el 70% de su sueldo, y acaba de plantear que se lo reintegre al cargo de juez de garantía que casualmente se encuentra vacante.
 
El extenso proceso de jury a la jueza Amanda Corchuelo también fue revocado por el S.T.J. y declarado nulo.
 
A estos recientemente se suma el de Aníbal Soria, que fue anulado por proceso indebido, seguramente también habrá que abonarle a quien hoy dejo de ser ex funcionario, el 70% de su sueldo.
 
El juez Civil y Comercial Nº 1 de Sáenz Peña, Pedro Juárez -quien trabajó muchos años en el estudio del actual legislador y miembro del CdelaM, Ricardo Sánchez-, aún se encuentra en su cargo mientras los abogados a quienes se indica como posibles operadores suyos están presos. El propio Superior Tribunal de Justicia chaqueño ha pedido que Juárez sea sometido a jury. Es de imaginar que cuando ello ocurra el consejero Sánchez se apartará del proceso pero, no obstante, los abogados del actual magistrado saenzpeñense bien podrían estar aconsejándole a Juárez que conforme algunos de los antecedentes del CdelaM ocurrirán dos cosas:
 
1) Que no lo lleven a juicio para que los profesionales del derecho que integran el Consejo de la Magistratura no tengan que enfrentar otro vergonzoso caso de nulificación por proceso “indebido”.
 
2) Que si lo llevan a proceso seguramente lo ganará de acuerdo a los antecedentes.
 
El consejo de los mismos abogados también podría incluir una recomendación de tranquilidad ya que por muchos, pero muchos años, los chaqueños le abonaremos el 70% de sus haberes.
 
¿Cuanto cuesta un jury en el Chaco?
 
La verdadera pregunta es: ¿Decano? ¿O simplemente “fundadores” de lo que fue la implementación del Consejo de la Magistratura en el amplio espectro del constitucionalismo argentino?