Jueves, 7 Mayo, 2020 - 22:12

El Consejo de Abogados y Procuradores de Resistencia solicitó la reapertura de la actividad judicial

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Consejo Profesional de Abogados y Procuradores de Resistencia emitió un comunicado dirigido a la presidencia del Superior Tribunal de Justicia con los fines de promover la reactivación de la actividad judicial a partir de este lunes 11 de mayo, un día después a que finalice una nueva etapa del aislamiento obligatorio, por lo cual precisaron una serie de recomendaciones en base a cuestiones preventivas para la apertura de las tareas. 
 
“Consideramos que ha llegado el momento de considerar el restablecimiento ordinario de las funciones del Poder Judicial adoptándose las medidas de resguardo, control y vigilancia”, manifestaron desde el Consejo, y argumentaron que esto responde “a la imperiosa necesidad de garantizar en plenitud el acceso a la justicia, el debido proceso constitucional y convencional, el equilibrio en el funcionamiento de la República y el amparo de todos los derechos fundamentales”. 
 
“Al mismo tiempo nuestra petición responde a la no menos urgente necesidad de asegurar el derecho a trabajar de los abogados y abogadas que no tienen otra fuente de ingresos más que al que se procuran por su actuación profesional y los honorarios allí devengados”, indicaron, y subrayaron que el sector profesional independiente es “uno de los universos menos atendidos y más castigados como consecuencia de las medidas de aislamiento general adoptadas”. 
 
En ese sentido, también aludieron a que las distintas esferas de Gobierno (nacional, provincial, municipal) adhirieron a la flexibilización de restricciones para la circulación, y agregaron que el mismo Poder Judicial “ha implementado medidas para permitir el mínimo funcionamiento del servicio de justicia”, por lo cual, consideraron que “esas medidas ya adoptadas son hoy un basamento eficaz para avanzar hacia el trabajo sobre esas plataformas y medios digitales, pero ya sin restricciones limitadas solo a casos urgentes”. 
 
En argumentación a lo solicitado, desde el Consejo manifestaron que esto se da precedido por una reunión ampliada concretada el último martes por teleconferencia. “Necesitamos adaptarnos a esta crisis, aplicando para seguir viviendo los amplios recursos tecnológicos que hace mucho facilitan nuestro trabajo y hacen innecesaria la presencialidad”, sostuvieron. 
 
Frente a la exposición, desde la Asociación emanaron una serie de recomendaciones puntuales en vistas a un óptimo desarrollo que son resumidos a continuación: 
 
1) Definición de la modalidad con que serán publicadas las sentencias que se fueron elaborando durante la vigencia del servicio judicial de urgencia, a fin de evitar su concentración en un sólo día de notificación, una vez restablecido el servicio. 
 
2) Restablecimiento del cómputo de los términos, de acuerdo con las fechas que surgen de una u otra opción del punto 1, restringiendo el acceso de personas, con estas medidas: 
 
a- Implementación del sistema de turnos previos, gestionados por la web del Poder Judicial, de tal manera que se permita al Juzgado requerido de visita por el/ella profesional que evalúe si es estrictamente necesaria la presencia o es posible canalizar ese pedido por alguno de los variados medios digitales disponibles para el acceso y consulta de los expedientes o impulso procesal. 
 
b- Presentación de escritos exclusivamente por vía digital, conforme los sistemas hoy vigentes. Los traslados de documentales también deberán hacerse por vía digital, para lo cual se deberá incluir la incorporación digital de estos documentos al sistema implementado. 
 
c- Reducción del personal que cumple funciones en los tribunales, mediante desdoblamiento en dos jornadas, o rotación de trabajo presencial y virtual. 
 
d- Realización de actos procesales necesarios para permitir el avance de los procesos judiciales mediante la utilización de los medios informáticos o digitales disponibles, justificándose los casos en que ello no es posible. 
 
e- Proveer a los tribunales y a la persona de los recursos sanitarios necesarios para preservar su salud y mantener las prevenciones tomadas en orden a licencias y excepciones para el trabajo presencial.