Miércoles, 9 Octubre, 2019 - 09:58

Básquetbol
El conflicto China-Houston Rockets que pone en jaque más de 4.000 millones de dólares para la NBA

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Según Marca, el mensaje compartido en las redes sociales por Daryl Morey, mánager general de los Houston Rockets, en apoyo a las manifestaciones de Hong Kong ha provocado un auténtico terremoto entre la NBA y China hasta tal punto de que el gobierno del país asiático habría amenazado con suspender los dos partidos que están programados para disputarse allí según la información de Marc Stein, periodista de The New York Times.

La publicación de Morey fue lo que encendió la mecha, pero una de las cosas que más habrían enfadado a los dirigentes de la CBA, Chinese Basketball Association, es que la NBA no condenara el mensaje y apoyara la libertad de expresión: "No estamos satisfechos y nos oponemos a la petición de Adam Silver de apoyar el derecho de Morey a la libertad de expresión", comunicó la CCTV, la televisión estatal de China que ya habría renunciado a retransmitir los dos partidos de pretemporada. "Creemos que cualquier comentario que desafíe la soberanía nacional y la estabilidad social no está dentro del alcance de la libertad de expresión", sentenció el comunicado.

Por el momento, ya se han suspendido eventos de NBA Cares, el programa de responsabilidad social de la liga, que tenían programados tanto los Brooklyn Nets como Los Ángeles Lakers en la ciudad de Shanghai. El conjunto de Nueva York tenía previsto acudir a un colegio y hacer una donación de ordenadores, algo que la NBA llevará a cabo igualmente. Ambos equipos se encuentran en China para jugar partidos tanto el 10 en Shanghai como el 12 de octubre en Shenzhen, aunque en dichas localidades están empezando a retirar toda la publicidad relacionada con el evento.

Se espera que Adam Silver, comisionado de la NBA, viaje a China en las próximas horas para reunirse con todas las entidades que se sienten perjudicadas por el mensaje publicado por el directivo de los Rockets. Entre ellas estaría la CBA, presidida por un Yao Ming que está "extremadamente enfadado" y que habría roto relaciones con su ex equipo: "Expreso mi enérgica oposición a esos comentarios respecto a Hong Kong".

Mientras tanto, la tensión y el conflicto no paran de crecer e incluso las autoridades tuvieron que intervenir con la detención de un aficionado de los Rockets que publicó una foto en la red social Weibo quemando la bandera del país: "Vivo y muero con el equipo", señaló el seguidor demostrando que entre la ciudadanía también hay dos bandos.

BLOQUEO COMERCIAL

La campaña no se ha ceñido exclusivamente a Morey y ha tenido consecuencias comerciales con los Rockets, que no deja de ser el equipo más seguido en China por la figura de Yao Ming. El conjunto tejano ha comenzado a sufrir el bloqueo comercial de las empresas asiáticas, empezando por el gigante Ali Baba.

La empresa, que se dedica al comercio electrónico en Internet y de la que es cofundador el nuevo dueño de los Brooklyn Nets Joe Tsai, ha informado de que dejará de vender ropa a los Rockets a través de su aplicación y su página web. Y no ha sido la única firma que ha tomado esta medida. Los gigantes de comercio electrónico chino JD y TaoBao retiraron los productos del equipo de Houston y cualquier búsqueda con el nombre del equipo se solventaba con el mismo resultado: "No hemos encontrado ningún producto relacionado".

China también ha decretado un apagón sobre los Rockets, cuyos partidos de momento no se verán en el país asiático. La televisión CCTV y Tencent, un importante socio de ESPN y la NBA en China con un acuerdo de retransmisión de 1.500 millones de dólares (unos 1.366 millones de euros) en los próximos 5 años, anunciaron que no transmitirían partidos de los Rockets. Además, la televisión estatal no emitirá ninguno de los partidos de exhibición programados esta semana en suelo chino.

El conflicto abierto entre los Houston Rockets y la República Popular China va más allá del bloqueo comercial a la franquicia tejana o del apagón televisivo de cara a la temporada que viene. El gigante asiático tiene un peso específico muy grande en los planes de expansión de una NBA que tiembla ante la posibilidad de perder a uno de sus mayores socios como muestran las cifras que entran en juego en esta guerra.

Los números de la "guerra":

1-El vicecomisionado de la NBA, Mark Tatum, declaraba en una entrevista concedida a Reuters el pasado mes de septiembre que unos 300 millones de personas juegan al baloncesto en China, lo que supone un 21,4% de una población de 1,400 millones de personas.

2-El nivel de seguimiento de la NBA en China no tiene parangón en el resto del planeta y como muestra un botón: Las franquicias de la NBA ganaron 47 millones de nuevos seguidores en las plataformas de redes sociales chinas durante la temporada 2018-19, según el informe anual de la liga sobre el rendimiento digital de los equipos.

3-La NBA y Tencent, un medio de comunicación chino que ofrece una plataforma de transmisión en vivo, anunciaron una extensión de cinco años de una asociación hasta la temporada 2024-25. El acuerdo tiene un valor de 1.500 millones, mientras que Tencent ha estimado que hay alrededor de 500 millones de fanáticos en China que consumen contenido de la NBA.

4-La NBA abrió oficina en China en 2008 para ocuparse de los negocios de la liga en el país asiático. Un negocio que supera los 4.000 millones de dólares según Forbes.

5-Desde 2014, 17 equipos de la NBA han jugado 26 partidos en Beijing, Guangzhou, Macao, Shanghai, Shenzhen y Taipei. Los Sacramento Kings y, precisamente, los Houston Rockets con Yao Ming a la cabeza fueron los encargados de disputar el primer partido en el país asiático. Un encuentro que se jugó en Shangai y que terminó con victoria tejana por 88-86 con 14 puntos y siete rebotes de Yao.

6-La NBA ha tenido presencia en China desde 1992 cuando abrió su primera oficina en Hong Kong. Fue la primera liga profesional estadounidense en establecer relaciones con el país asiático.