Miércoles, 19 Septiembre, 2018 - 13:25

El Chaco expuso sobre la nueva Ley de Semillas en el Congreso de la Nación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
García llevó la postura de la Provincia que busca reconocer el derecho del obtentor y estar a favor de la continuidad de la "excepción del agricultor".
 
La provincia del Chaco participó ayer en la primera ronda de expositores por una nueva Ley de Semillas y Creaciones Fitogenéticas que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados de la Nación. La reunión fue convocada por la Comisión de Agricultura y Ganadería, con el acompañamiento de las Comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda.
 
En representación del Gobierno del Chaco asistió el subsecretario de Agricultura Jorge García, a quien acompañó la legisladora nacional por la provincia Elda Pértile y Mauricio Tcach, genetista del INTA Sáenz Peña.
 
García abrió la ronda de exposiciones respecto de un nuevo debate del régimen de promoción de la producción y comercialización de semillas y creaciones fitogenéticas, y la derogación de la Ley 20.247. Se trata de varios proyectos de ley que se presentaron para tratar su modificación, aunque básicamente todos redundan en dos temas cruciales.
 
Uno de estos puntos es el derecho del obtentor, que es el derecho del dueño o el creador de una semilla determinada a obtener de los usuarios de esa variedad, una compensación económica cada vez que usan o reproducen ese material genético. Esto se contrapone con otro derecho establecido, que se refiere al del agricultor que produce en su campo y guarda ese material para volver a reproducirlo, lo que se conoce como “uso propio”, sin la necesidad de pagar cada año al obtentor.
 
Esta contraposición llevó a una serie de situaciones en nuestro país, donde el derecho de obtentor se determinaba en forma privada mediante contratos entre ciertos semilleros y proveedores de tecnología y los productores, desencadenando una situación de desorden administrativo y legal que es necesario corregir.
 
“La postura de la provincia del Chaco consiste, por un lado, en reconocer el derecho del obtentor, ya que de esa manera se propicia que el mejoramiento genético pueda seguir desarrollándose y puedan aparecer nuevos actores de inversión, entre los cuales se beneficiarían organismo como el INTA que, en el caso específico del algodón, es la única entidad del país que hace mejoramiento genético”, explicó García.
 
Asimismo, se dejó sentada la postura a favor de la continuidad de la “excepción del agricultor” que guarda semilla para volver a sembrar en su propio campo y que la ley estipule cuál es el tamaño máximo del productor que pueda acceder a este derecho y en qué condiciones.
 
La actual Ley de Semillas N° 20.247 tiene 45 años y hay varios sectores que la consideran obsoleta y desactualizada respecto de varios cambios que se dieron a nivel genético y con la introducción de la biotecnología.
 
Estuvieron presentes en el debate distintas entidades representativas del sector productivo, como CONINAGRO, CRA, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y la Facultad de Agronomía de la UBA, entre otras.