Martes, 29 Octubre, 2019 - 13:07

"El CEPO es casi absoluto, es como decir que no se permite vender", dijo el presidente del NBCH

Rafael González, titular de la entidad financiera, consideró asimismo que la restricción de compra de dólares "es una medida correcta para defender las reservas, pero absolutamente tardía".
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El CEPO impuesto por el Banco Central de la República Argentina BCRA supuso la baja del dólar, que se estimaba tendría una nueva alza tras las elecciones presidenciales. Así, la medida que había sido anunciada tras conocerse los resultados del escrutinio provisorio y, que impone un límite a la compra de dólares, se hizo efectiva el lunes luego de la conferencia del Presidente del BCRA, Guido Sandleris.
 
A raíz de ello, a nivel local, el Nuevo Banco del Chaco no operó, ya que según mencionó su presidente Rafael González “tuvimos que reacondicionar el sistema para poder operar”. La medida supuso una baja de 10 mil dólares de compra por mes, a 200 dólares vía web y US$ 100 por cajero, algo que para el titular de la entidad es “una cantidad casi insignificante, por no decir que no se permite nada”.
 
Explicó, en comunicación con Diario Chaco, que “hay un sistema que bloquea venderle a las personas que hayan llegado a la cantidad establecida como máxima, por la norma” y es esa “readecuación” lo que imposibilitó ayer la compra-venta de la divisa extranjera.
 
Cabe destacar que en lo que respecta al NBCH, la medida tiene su particularidad, al no vender dólares en efectivo-solo venden a aquellos que tienen una cuenta en dicho banco-, se adecuaron a vender tanto por web como por cajero humano, hasta 200 dólares. En otros bancos, la venta por cajero se limita sólo a 100 dólares. 
 
Según manifestó, “la operación de hoy va a ser normal, siempre que no tengamos ningún desajuste tecnológico”. 
 
Consultado sobre la baja de la cotización el directivo consideró oportuno “no hacer un análisis”, pero sí precisó que ayer “no hubo demanda porque todos los bancos estuvieron readecuando sus respectivos sistemas”.
 
A su vez, explicó que “al retirar efectivo en dólares-en ese mismo instante y de forma proporcional-está bajando la reserva del país”. Es que las reservas del país se contabilizan acorde a los depósitos de moneda extranjera que tienen los ciudadanos del país en el sistema bancario. Entonces, si no hay demanda, las reservas quedan “resguardadas”.
 
“LA MEDIDA ES ABSOLUTAMENTE TARDÍA”
 
Respecto de la medida resulta por el BCRA González consideró: “Es correcta para defender la reserva y es absolutamente tardía, esto tendría que haberse hecho a principio de año. Por qué es tan exigente la medida y baja a una cantidad casi insignificante de compra-de 200 dólares- que es casi lo mismo que decir que no se permite nada”, se pregunta, y trae a la memoria lo sucedido en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, “después de las PASO se fueron de las reservas 22.500 millones de dólares”. 
 
Asimismo, González manifestó que “hoy la gente está comprando y retirando los dólares del banco y llevándolos a una caja de seguridad a su casa, enterrándola en el jardín”. Sin embargo, no adjudicó ello a una “situación de pánico”, pero tampoco lo descartó. 
 
Lo cierto es que, tal como explicó el titular del banco provincial “cada dólar que se va de los bancos, es dólar que baja de la reserva del país”. 
 
“Si yo tengo en mi cuenta, mil dólares y los retiro, me llevo los dólares a mi casa, en ese mismo instante está bajando mil dólares la reserva del país. Porque se contabiliza para las reservas, los depósitos de moneda extranjera que tienen los ciudadanos del país en el sistema bancario”.
 
COTIZACIÓN
 
Consultado sobre el impacto de la extracción de la divisa en el precio de la moneda extranjera, el presidente afirmó que “no impacta sobre la cotización. El valor de la moneda extrajera está fijado como cualquier producto por la devaluación del peso del país”. 
 
En tanto, explicó que “la inflación es un fenómeno en el cual el dinero propio del país pierde capacidad de intercambio, pierde capacidad de compra, ese proceso inflacionario y la devaluación del peso implica que son necesarios más pesos para comprar cualquier cosa, no solamente dólares sino, aceite, combustible, gas, ropa, productos para el campo. Es decir, necesitas cada vez más pesos para comprar esos productos y también necesitas más pesos para comprar más dólares”.
 
“SI SE HUBIERA APLICADO ANTES, NO SE HABRÍA FUGADO TANTA PLATA”
 
Fue el razonamiento de titular del NBCH, a lo que agregó “yo creo que es un problema de ideología del gobierno actual, no hay que olvidarse que este gobierno asumió con una política de eliminación del CEPO, del mercado libre de cambio, de endeudamiento en el exterior y todo le salió mal”. 
 
González profundizó en el tema y sostuvo que “a pesar de habernos endeudado de manera importante tanto con bonos como con créditos del FMI, que esos créditos además nos exigen negociar o exponer nuestras políticas públicas al Fondo, a pesar de todo eso, Argentina termina este periodo de gobierno tremendamente endeudada con altos índices de pobreza y con una fuerte retracción de la actividad económica y una diferencia cada vez más grande de los sectores acomodados de la población con los más vulnerables”.
 
ESPECULACIONES
 
Si bien González evitó caer en especulaciones, y sostuvo que sus preocupaciones tienen más que ver con la moneda local, la “ferocidad en las tasas de interés que impiden desarrollar algún tipo de actividad productiva”, el “aplacamiento del crédito”, “la baja del consumo”, entre otros, mencionó que “esta semana, posiblemente se mantenga este valor. La elección ya terminó y entramos en un proceso de transición, donde se aplicó un CEPO que es casi absoluto y eso va a llevar a un amesetamiento posiblemente, de este impacto”.
 
Aseguró, asimismo que “todos van a quedar a la espera de las nuevas políticas del futuro gobierno que, yo creo que no se va a anunciar hasta que el gobierno asuma”. 
Sin embargo, el que estima, “sí se va a mover” es el dólar informal-que está fuera del sistema-, el conocido como dólar blue. 
 
Sobre éste, González consideró “creo que, con estas restricciones a la venta, el que sí se va a mover es el dólar informal, el dólar blue, ese sí puede crecer en precio porque dónde se va a centrar hoy la demanda del que quiere posicionarse en dólares, en el mercado informal, y ahí va a estar supeditado a la oferta y la demanda”.