Miércoles, 4 Diciembre, 2019 - 09:28

El cáncer bucal diagnosticado a tiempo se cura

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Por Dra. Claudio Giacco (*) y Dra. Mariana Gandolfo (**)

 

El 22 de agosto de 2016, por iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación, se declaró al 5 de diciembre "Día Nacional de Lucha contra el cáncer bucal". Este día está dedicado a promover el diagnóstico precoz del cáncer bucal y de sus lesiones precursoras y a difundir las medidas de prevención.

El cáncer bucal representa aproximadamente el 5% de la totalidad de los cánceres humanos, se estima que por año se diagnostican mundialmente, aproximadamente 263.000 nuevos casos. El cáncer más frecuente en la cavidad bucal es el carcinoma de células escamosas. Este carcinoma representa el 90% de todos los tumores malignos que afectan la mucosa bucal, siendo la localización de mayor frecuencia el borde lateral de la lengua. Según las encuestas realizadas, más del 50% de las personas desconocen su existencia, así como también los signos y síntomas iniciales de su desarrollo y los factores de riesgo asociados.

A pesar de que la cavidad bucal es un sitio de fácil acceso para la inspección, situación que facilita el diagnóstico precoz, el cáncer bucal constituye un grave problema de salud a nivel mundial debido a que la gran mayoría de los casos (70 al 80 %) son diagnosticados en estadios avanzados de la enfermedad y es por eso que posee una tasa de supervivencia general del 50% a los 5 años del diagnóstico. Por otra parte, datos estadísticos recientes confirman una incidencia creciente en pacientes jóvenes posiblemente asociada a la infección crónica.

En este contexto, la prevención asume un rol fundamental mediante la realización de programas que contemplen el entrenamiento de odontólogos con el objetivo de profundizar en el reconocimiento de las lesiones incipientes a fin de lograr la detección temprana del cáncer bucal. Además, los programas de prevención constituyen un valioso medio para informar, difundir y concientizar a la población sobre esta problemática y sobre la importancia de la consulta profesional ante mínimos cambios que puedan ocurrir en la mucosa bucal. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que para generar un adecuado Plan de Control del Cáncer es imprescindible que los países establezcan políticas para la regulación del tabaco, promoción de estilos de vida saludables, dietas sanas, actividad física y medidas contra el consumo de alcohol.

En relación a la demora en el diagnóstico precoz, el Global Oral Cáncer Forum 2016, resumió los siguientes motivos como causas del diagnóstico tardío: no practicar un examen clínico completo, signos clínicos de cáncer que se confunden con signos de enfermedad inflamatoria, falta de experiencia con la enfermedad y la dificultad de la población al acceso a la atención primaria. Es relevante que el profesional de práctica general ante la sospecha y/o la detección de una lesión incipiente realice la pronta derivación al especialista en estomatología.

Los factores de riesgo asociados al cáncer bucal son: el tabaco (fumado, mascado, cabe mencionar los cigarrillos electrónicos y/o vapeadores), el alcohol, la infección por virus HPV, los elementos que traumaticen o rocen y lastimen constantemente las mucosas (prótesis mal adaptadas, fracturas de dientes, ganchos de prótesis, piercing, piezas dentarias en mal posición o bordes filosos), la mala higiene bucal (resto de dientes/muelas, encías sangrantes), la exposición prolongada al sol (labios), la mala alimentación y las bebidas o comidas muy calientes.

En resumen, es importante evitar o minimizar la exposición a los factores de riesgo asociados y es fundamental estar atentos ante la aparición de heridas que no cicatrizan (llagas), manchas rojas, blancas, pardas o negras que no desaparecen, durezas, crecimiento o aumento de volumen de tejido (aunque no duelan) en boca y/o cuello, pérdida de sensibilidad, dolor sin causa aparente y que persiste, pérdida de piezas dentarias de causa no periodontal. Realice una consulta profesional periódica para revisar la mucosa bucal. La detección temprana salva vidas. El cáncer bucal diagnosticado a tiempo se cura.

Fuente: 
Télam