Lunes, 10 Junio, 2019 - 13:00

El Ballet Contemporáneo de Chaco repone Glitch y Casco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El viernes 14 de junio, a las 21.30, el Ballet Contemporáneo del Chaco repondrá Glitch, de Javier Vrashka; y de Casco, de Pablo Ferro. El evento tendrá lugar en Casa de las Culturas (Marcelo T. de Alvear y Mitre). Las entradas costarán $80.   

El elenco continúa desarrollando sus actividades en el marco de las celebraciones por su 10° aniversario como cuerpo artístico dependiente del Instituto de Cultura. Cabe destacar que los creadores de ambas piezas son bailarines del BCC.   

“El Ballet Contemporáneo del Chaco fue fundado en 2009. Estos diez años han sido significativos e intensos, ha sido un recorrido. Desde su creación, relevantes maestros y coreógrafos locales y del resto del país nutren el repertorio coreográfico del BCC, lo que permite consolidar intérpretes veraces que se adaptan a las necesidades culturales, fortaleciendo asimismo los vínculos con la comunidad”, valoró la directora Mariela Alarcón.

Actualmente el elenco está integrado por los bailarines: Giselle Bogado, Rocío Barreto Mercado, Lourdes Orellanoz, Celeste Reinoso, Irina Pallandella, Daiana Soto, Eliana Jara, María Cristaldo Correa,  Javier Vraskha, Gastón Tehant, Martín Candia, Federico Fernández, y Pablo Ferro.

Las piezas

Glitch, de Javier Vrashka. Un Glitch en el ámbito de la informática, no se considera totalmente como un error de software, sino más bien como una característica no prevista que afecta negativamente al rendimiento o estabilidad de un programa. La cotidianidad humana está plagada de glitches, causando en general desórdenes personales. En cambio sí se desarrollaran facetas espirituales, las personas serían conscientes de que esas características no previstas en la vida enseñan.

Casco, de Pablo Ferro. Ante el mecánico devenir de la rutina cotidiana, el cuerpo emite alertas. Sensaciones movilizadoras con el objeto de despertar. La obra pretende sumergir al espectador en una atmósfera donde la lógica no es racional, sino un paisaje onírico donde predomina la liberación de lo escondido y reprimido. La obra busca representar la consecuencia de pertenecer a un mismo grupo, congregación, masa, camarilla con un fin común, y dejarse llevar por lo que suceda, sea o no, bajo el poder de la voluntad.