Miércoles, 20 Junio, 2018 - 15:37

El Arzobispado de Santiago de Chile suspendió a otro cura acusado de abuso

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Arzobispado de Santiago de Chile suspendió e inició un proceso administrativo penal contra el presbítero Cristián Rojas quien fue denunciado por "una persona mayor de edad" por abuso sexual, según se informó en un breve comunicado.

Rojas ejercía como párroco en la iglesia de Santo Tomás de Aquino, en la comuna de Independencia situada en la capital, pero el Arzobispado anunció que ha sido apartado de su oficio y no podrá ejercer actos pastorales durante el proceso.

"Mientras dura el proceso, el padre Rojas ha sido apartado del oficio de párroco y no puede realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal", dice el comunicado.

El proceso contra Roja es el segundo en menos de un mes que se produce en el arzobispado de Santiago de Chile.

El pasado 24 de mayo, la Arquidiócesis suspendió al presbítero Óscar Muñoz Toledo, quien actuaba como canciller de la curia, y le prohibió también el ejercicio público del ministerio sacerdotal.

El proceso contra Rojas se produce un día después de la partida del país de Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, enviados del Papa a Chile para escuchar a las víctimas de casos de abusos e instruir a integrantes de la Iglesia Católica chilena sobre cómo actuar en caso de recibir una denuncia.

Una de las medidas anunciadas por Scicluna en su visita es la instalación de una oficina especial de la Iglesia en Santiago para recibir denuncias de casos de abusos o conducta inapropiada por parte de religiosos.

Sin embargo, víctimas y asociaciones laicas expresaron su preocupación puesto que a cargo de dicha oficina estará el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de las Víctimas, que ha sido cuestionado por su inoperancia, e incluso encubrimiento de este tipo de acciones hasta ahora.

Juan Carlos Cruz, víctima de abusos, dijo que es "lamentable que pongan a la misma gente, a quienes no se les tiene confianza".

Las denuncias por casos de abusos han crecido en los últimos meses, lo que llevó al Papa a mandar a sus emisarios el pasado mes de marzo para escuchar testimonios, tras lo que el Sumo Pontífice convocó a todos los obispos chilenos a Roma.

En dicha visita, todos ellos pusieron su cargo a disposición, y el Papa Francisco hasta la fecha aceptó la renuncia de tres de ellos, aunque en una entrevista a Reuters reconoció que no descarta aceptar alguna más.

Fuente: 
Télam