Miércoles, 13 Diciembre, 2017 - 11:34

El 73% de los trabajadores argentinos espera recibir un bono salarial para fin de año, según encuesta

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Siete de cada diez trabajadores espera recibir un bono extraordinario de fin de año, aunque las expectativas de obtenerlo son menores a las del año pasado.

El dato surgió de una encuesta que abarcó a numerosos países y fue elaborada por la consultora Randstad, que la difundió este miércoles.

Según el relevamiento, "el contexto propio de fin de año y las condiciones de la economía inciden en las expectativas de los trabajadores, ya que el 73% de los encuestados en la Argentina indicó que espera recibir un bono de fin de año, mientras que un 81% espera un ajuste salarial al terminar 2017".

"A tono con el clima social post electoral, este año la expectativa de los argentinos en relación a recibir un bono de fin de año es ligeramente inferior a la que expresaron en 2016, cuando el 76% esperaba recibirlo. Por el contrario, sobre un eventual aumento salarial, la expectativa este año resultó 2 puntos por encima del 79% que lo esperaba en diciembre del año anterior", detalló Randstad.

Y aclaró que "la expectativa de los argentinos en relación a un bono y aumento salarial destaca por sobre la media global: con un discreto 51% en el caso del bono y un 56% en el caso del incremento salarial, la expectativa media de los trabajadores de los 33 países relevados por el Randstad Workmonitor está muy por debajo de la de sus colegas argentinos".

"Asimismo, los resultados de la Argentina resultaron más cercanos a los de la región, donde el 75% espera recibir un bono y 74%, un aumento", resaltó.

Al respecto, la CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, Andrea Avila, señaló: "no es casual esta expectativa de los trabajadores argentinos por un bono y aumento salarial en el cierre del año, con valores sensiblemente por encima de los de la región y del resto de los países relevados".

"Estos resultados se explican por el clima típico de fin año, en el que la coyuntura económica torna aún más visible la tensión existente a lo largo de 2017 entre una inflación que no cede y el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios", concluyó.

Fuente: 
NA