Jueves, 6 Febrero, 2020 - 18:11

A dos meses del escándalo, la niñera de Pampita vuelve a pronunciarse: "Te trataba como una basura"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

“Yo trabajaba cama adentro. No teníamos horarios. A veces me quedaba a trabajar los fines de semana, y trabaja a de lunes a lunes. Ella un día estaba bien, y al otro día te trataba como una basura””, aseguraba hace casi dos meses Viviana Benitez, ex niñera de Benicio, Beltrán y Bautista, los hijos de Pampita. Además, realizó dos denuncias ante la Justicia contra Carolina Ardohain: una civil por supuesto “hostigamiento y maltrato psicológico”, y otra laboral por presuntas irregularidades, como el pago en negro de parte de su salario.

A poco menos de cumplirse dos meses del escándalo por el que la ex jurado del Bailando hasta lloró en cámara, la ex empleada de la modelo cambió de abogado. Ya no la representa el doctor Fernando Dávila, sino Yamil Castro Bianchi, con quien esta semana, según ella misma contó a Teleshow, fue al Juzgado Civil a notificarse espontáneamente del bozal legal que su ex empleadora interpuso.

“Necesitamos que se solucione en la justicia”, dijo Benítez e insistió: “Queremos cumplir con lo que resuelva la justicia y que la verdad salga a la luz para que a más nadie le pase. Es todo lo que puedo decir por el momento”.

Respecto a su vida personal y a su situación laboral, la joven que volvió hace unas semanas de pasar unos días de descanso en Brasil, elige el silencio ya que le hace mal “revivir situaciones".

Hace un tiempo Viviana había explicado a este sitio que en las redes sociales recibía constantemente “miles” de agresiones, pero que intentaba no dejarse llevar: "Si lo hiciera, ya tendría que estar muerta, pero no pasa nada, yo estoy tranquila. Yo estoy muy bien, hasta febrero no hay nada más para hacer, solo esperar”.

Respecto a la repercusión mediática había contado que en su momento no fue fácil, pero que de a poco todo iba mejorando:“La primera semana no pude salir porque estaba muy mal anímicamente, pero ya estoy haciendo mi vida normal como siempre. Nadie me dijo nada en la calle pero en algunos lugares notaba que me miraban mucho, igual no pasó nada”.

Además de asegurar que no tenía horarios cuando trabajaba en lo de Ardohain, la ex empleada dijo solía haber “insultos”: : “Siempre nos agarraba a todas, pero como era yo la que estaba desde hacía más tiempo, se la agarraba conmigo. La (eventual) pareja que tenía en ese momento también se metía. Hubo muchas situaciones raras, porque a ella siempre se le perdía algo y te acusaba de robo, y después te pedía disculpas”.

Por aquellos días de diciembre, tras el escándalo, Pampita se mostró muy angustiada en su programa de televisión y dijo que las declaraciones de “Vivi”, como ella la llamaba, eran mentira. Además, dijo que “gracias a Dios” tenía material de prueba y que nunca sus hijos la vieron maltratar a un empelado.

En su momento, la ex de Benjamín Vicuña se mostró muy segura y dijo que no arreglaría extrajudicialmente: “No tengo interés porque sé que mi verdad es absoluta. Voy a llegar hasta las últimas consecuencias (...) Tengo muchísimas pruebas para demostrar lo buena empleadora que he sido, y aparte, que es mi amiga.Nunca tuve peleas con Vivi, jamás; no discutí nada. Soy muy respetuosa con la gente que trabaja en mi casa porque, imaginate, son las personas que cuidan a mis hijos”.

Mientras, Pampita disfruta de unos días de vacaciones en México con su marido Roberto García Moritán y los hijos de él, Delfina y Santino. Desde antes de las Fiestas que evita hablar del tema e incluso impuso un bozal legal para que su ex empleada no la mencionara. Ahora, con las denuncias ya realizadas, habrá que esperar el accionar de la Justicia.

Pulsa aquí para comentar en Facebook

Fuente: 
Infobae