Jueves, 28 Mayo, 2020 - 21:12

Donald Trump firmó un decreto que limita las protecciones de las redes sociales y dijo que “cerraría Twitter si pudiera”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El contenido del documento no ha sido publicado por la Casa Blanca, pero versiones preliminares que han circulado requieren que la Comisión Federal de Comunicaciónes (FCC) proponga y clarifique las regulaciones bajo la sección 230 de la Ley de Decencia en las comunicaciones, una ley federal que exime en gran medida a las plataformas de internet de responsabilidad legal por el material que sus usuarios publican. Tales cambios podrían exponer a las empresas de tecnología a más demandas judiciales. 
 
En un contacto con los corresponsales de la Casa Blanca, Trump dijo que el decreto efectivamente pone énfasis en la sección mencionada y limita la exención de responsabilidad legal para las compañías “que se involucren en censura o conducta política”. A su vez, el procurador general de la administración, William Barr, dijo que la medida estará acompañada de “acciones legales y otras más (de carácter legislativo) en el Capitolio”. 
 
Trump confirmó las intenciones del Poder Ejecutivo. En cuanto a la potencial iniciativa a nivel legislativo, dijo que había recibido mensajes de líderes demócratas y especuló con una acción bipartidaria, algo poco común en un escenario político extremadamente polarizado como el estadounidense. 
 
No obstante, la primera reacción oficial por parte del partido demócrata luego de la firma fue una crítica enfática por parte de la líder partidaria en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. 
 
“Permitir la proliferación de la desinformación es extremadamente peligroso, particularmente cuando nuestra nación enfrenta la pandémica más letal de nuestra historia. Clara y tristemente, el decreto del presidente es un intento desesperado de distraer a la gente de sus fallas a la hora de implementar una estrategia nacional para derrotar al Covid-19”. 
 
Además, Pelosi aseguró que el decreto “no hace nada para abordar la falla absoluta de las grandes compañías de internet a la hora de luchar contra el aumento de la desinformación”. “En contraste, el presidente alienta a Facebook y otros gigantes de las redes sociales a que continúen explotando y enriqueciéndose de las mentiras con total impunidad y, al mismo tiempo, ordenando al gobierno federal que desmantele los esfuerzos que ayudan a los usuarios a distinguir los hechos de la ficción”, agrego. 
 
La decisión de Trump llega días después de que Twitter etiquetara dos publicaciones que el presidente realizó sobre el voto por correo como información infundada. Desde entonces, ha realizado numerosas críticas a la red social -su medio de comunicación predilecto- y, según consignaron medios locales, aseguró que “si tuviéramos una prensa justa en este país eliminaría mi cuenta en un segundo”. 
 
“No hay nada que me gustaría más. Pero soy capaz de llegar a 186 millones de personas, si suman mis seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. Son muchas personas. Muchas más de las que consumen medios de comunicación. Entonces, si veo algo que está mal, puedo usar mis redes sociales y a la hora, el minuto, todo el mundo lo está leyendo. Tengo la capacidad de refutar noticias falsas y eso es muy importante”, agregó desde la Oficina Oval. 
 
También dijo que cerraría Twitter, si pudiera. “Tengo mucha influencia sobre Twitter. Si siguen teniendo los empleados que tienen, creo que deberían cerrarla, por lo que a mí me importa. No sé cómo lo haría, habría que atravesar un proceso. Si se pudiera hacer legalmente, lo cerraría. Creo que le haría mucho daño a la plataforma si no la usara más. Hay otros sitios que podemos usar. Habría que desarrollar otros”. 
 
En otro pasaje de su locución, el presidente indicó que limitará estrictamente los fondos estatales que reciben las redes sociales: “Indiqué a mi administración que desarrollara políticas y procedimientos para asegurarse que los dólares de los contribuyentes no vayan a ninguna red social que reprima la libertad de expresión. El Gobierno gasta millones en ellas. Ya son lo suficientemente ricas. Les daremos nada o muy pooc. No podemos dejar que la gente sea abusada por estas corporaciones gigantes. Muchos querían que hiciéramos esto hace mucho tiempo”. 
 
 
Fuente: 
Infobae