Viernes, 11 Septiembre, 2020 - 17:58

Diego Brancatelli denunció amenazas contra él y su familia: “Estoy acostumbrado a la puteada pero esto no lo voy a permitir”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Tocaron su punto débil: su familia. Diego Brancatelli está acostumbrado a recibir todo tipo de agresiones a través de las redes sociales. Sin embargo, esta vez, la situación se pasó de la raya. Y los mensajes intimidatorios terminaron involucrando también a su mujer, Cecilia Insinga, y a sus hijos, Valentín (4) y Luca (1), por lo que decidió instruir a su abogado, el doctor Martín Franacolino, para que iniciara una denuncia penal por “amenazas”. 
 
“El día 3 de septiembre el usuario Florencia Cáceres de la red social Facebook, realizó una publicación a través de la cual daba a conocer mi número telefónico, el del colega Gustavo Fabián Silvestre y el del presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. Y si bien estoy acostumbrado a recibir insultos, esta vez fueron demasiado violentos y sentí bastante temor”, aseguró el panelista de Intratables en la denuncia. 
 
El número telefónico de Brancatelli terminó publicado en un grupo de esa red social con más de 13.000 miembros y, a partir de ese momento, comenzó a recibir todo tipo de hostilidades. “La mayoría hacían referencia a modalidades características de detención, secuestro y desaparición de personas en la última dictadura militar. Me llegaron durante varios días cientos de mensajes de texto, audios, llamados, e imágenes. Incluso, me agregaron a grupos cerrados de Whatsapp para agredirme colectivamente”, relató el periodista. 
 
En la denuncia, Francolino adjuntó copia de todos los mensajes en cuestión, solicitando que se investigue quién es el dueño del perfil de Facebook que inició todo y a quienes pertenecen los números de teléfonos celulares desde donde le enviaron las amenazas a su cliente. 
 
No obstante, el letrado adelantó que también presentará una nueva denuncia por “pedofilia”, ya que este viernes el periodista recibió una amenaza que hacía referencia directamente a uno de sus chicos. “Que rico está tu hijo, una buena violada hay que darle, de paso me culeo a tu señora”, decía textualmente uno de los mensajes que más preocupó a Brancatelli. 
 
Consultado por Teleshow, el periodista aseguró: “Yo estoy acostumbrado a la puteada. De hecho, yo me expongo y sé que mi postura genera controversias. Eso lo acepto, lo entiendo y me lo vengo bancando hace ocho años. Pero ya que publiquen mi número y que me amenacen con este tipo de mensajes, me parece que es algo que no puedo permitir”. 
 
Brancatelli explicó que no le gusta “joder a la Justicia” con este tipo de situaciones. “Es un garrón, pero si no lo hago les resulta muy fácil seguir haciendo estas cosas. Insisto, yo me banco que me bardeen, que me digan que soy militante, fanático, ciego, cabeza dura, pelotudo...Todo lo que quieran. Ahora, estas cosas no”, aseguró. 
 
¿Cómo repercutió esta situación en su hogar? “Obviamente, mi señora está mal. Porque fueron muchos días de no poder tener el teléfono en la mano, porque estaba explotado de amenazas horribles. De hecho, a ella también le escribieron. Se meten con la familia. Y lo que quieren es meterte miedo para hacerte callar”, reconoció Brancatelli. 
 
Sin embargo, el periodista aseguró que a pesar de todo no lograron amedrentarlo: “Yo miedo no tengo. De chiquito, nunca tuve ni miedo ni plata. Así que a mí, esto me fortalece en lugar de hacerme achicar. No es que no voy a opinar más, al contrario, los voy a enfrentar. Por eso es que recurrí a la Justicia ahora. Es un bajón, porque hay que contratar abogado, ir a firmar papeles, molestar gente y seguir una denuncia que es todo un proceso. Pero en algún momento estas cosas tienen que resolverse, no pueden quedar así". 
 
En ese sentido, Brancatelli fue terminante y se mostró dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias. "Quiero saber quién es el que dijo que violaría a mi mujer y a mi hijo de cuatro años. Y quiero que esta persona le explique a un juez por qué dijo eso. Nada más”, concluyó. 
 
Fuente: 
Infobae