Domingo, 15 Septiembre, 2019 - 19:04

Día Mundial del Linfoma: los sintomas de la enfermedad y la importancia de su tratamiento temprano

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Fiebre persistente, cansancio, pérdida de peso involuntaria, sudor nocturno y ganglios inflamados son algunos síntomas de los linfomas, tumores malignos del tejido linfático que representan la quinta causa global de muerte por cáncer en adultos, informaron hoy fuentes sanitarias con motivo del Día Mundial de la enfermedad.
 
"En este tipo de patologías es poco probable hacer prevención, pero sí se puede concientizar y alertar que cualquiera de esos síntomas amerita la consulta médica", afirmó María Silvana Cugliari, jefa del Departamento de Hematología del Instituto de Oncología Ángel Roffo-UBA.
 
Junto a las leucemias y el mieloma, los linfomas representan la quinta causa de muerte por cáncer en adultos a nivel mundial, mientras que en los Estados Unidos, según datos del Instituto Nacional del Cáncer local, son casi el 5% de todos los nuevos casos de cáncer, con 82.000 diagnósticos estimados para 2019.
 
"A nivel local no contamos con datos epidemiológicos, pero se está trabajando desde la Sociedad Argentina de Hematología para armar registros de las distintas patologías", explicó Cugliari.
 
La especialista detalló que existen muchos tipos de linfomas, y que para dividirlos en forma simple se los separa en Linfoma de Hodgkin y Linfoma No Hodgkin, que "involucran a distintos grupos etarios, requieren diversos tratamientos y evolucionan de manera diferente".
 
"Por eso es sumamente importante la biopsia que identifique el subtipo de linfoma, para indicar el tratamiento adecuado y saber cuál será la evolución del paciente y las posibilidades de curación", agregó Cugliari.
 
Consultada sobre los tratamientos disponibles, la doctora enfatizó que "hay linfomas potencialmente curables", y recordó que "siempre se logra mejor evolución cuanto más precozmente se diagnostique".
 
"Las opciones terapéuticas incluyen la quimioterapia tradicional, la radioterapia, las terapias dirigidas, las inmunoterapias, el trasplante de médula ósea y una combinación de estas alternativas", describió Cugliari.
 
Y completó: "Desde hace algunos años, los anticuerpos monoclonales en combinación con quimioterapia han mejorado la evolución de los linfomas, y también se están desarrollando otras opciones que optimizarán el tratamiento para cada paciente".
 
 
Fuente: 
Télam