Domingo, 8 Marzo, 2020 - 09:48

Día de la Mujer: son muchas las deudas que tenemos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Por María Teresa Celada (*)

Soy una convencida de que debemos homenajear a las mujeres que engrandecieron nuestro país e hicieron posible la concreción de nuestros derechos políticos y civiles.
 
A principios del siglo XX comenzaron Julieta Lanteri, Elvira Rawson, Alicia Moreau de Justo, entre otras, a reclamar su derecho al voto, eran las representantes en nuestro país de una corriente feminista que luchaba por este derecho fundamental en el ejercicio cívico.
 
El tiempo transcurrió y luego de hacer posible el voto femenino las mujeres iban por más, a pelear por otras desde el poder legislativo, creando leyes que empoderen no sólo la vida política, sino también la vida civil de sus pares, y ahí encontramos a María Teresa Merciadri de Morini, Margarita Malharro de Torres y Florentina Gómez Miranda.
 
Más acá en el tiempo, y entendiendo que la paridad entre hombres y mujeres continuaba siendo una materia pendiente podemos encontrar a una luchadora como Alicia Mastandrea, que nos representó en la provincia y a nivel nacional buscando que todas podamos vivir en un mundo mucho más justo.
 
Pero más allá de que yo nombre a todas estas mujeres y que también cuente a diario los objetivos que me propongo y las metas que alcanzo para realizar una comunidad mejor, no me puedo callar frente a los últimos acontecimientos. Este mes, en el que mayor debe ser la concientización acerca de vivir en una sociedad de iguales, ya que marzo es el mes de la mujer, nos encontramos con una serie de escalofriantes casos de femicidios, entonces pienso ... algo nos sigue faltando.
 
Quizás con legislar sólo no basta, quizás también es momento que la sociedad se embandere del empoderamiento femenino y nos propongamos que en verdad no haya ninguna menos.
 
Jordana Belén Rivero, Micaela Brenda Gordillo, Guadalupe, Octavia Colque y Agustina Atencio, son los nombres que nos tienen que sonar bien fuerte, son las que ya no están, son los femicidios cometidos sólo durante este mes.
 
Así como cada una de las mujeres que homenajemos todos los años tienen una historia que vale la pena ser contada, hay otras historias que culminaron de repente y autoritariamente, que no merecen ser olvidadas.
 
(*) Concejal por la UCR