Lunes, 10 Noviembre, 2014 - 16:26

En Sáenz Peña
Detectan alrededor de 100 toneladas de Palo Santo acopiados en un galpón abandonado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
En un galpón abonada en las afueras de la ciudad de Sáenz Peña, ubicada en Avenida de los Inmigrantes casi ruta 95 fue hallada gran cantidad de madera, de Palo Santo.
 
Inspectores de la Dirección de Bosques detectaron el acopio de una gran cantidad de madera en un galpón abonado, donde antes funcionaba la fábrica Narampol, a las afuera de la ciudad de Sáenz Peña.
 
Con los datos arribaron al lugar inspectores de la Dirección de Bosques, para constatar el hallazgo y proceder en consecuencia.
 
Explicó el ingeniero  Arroyo que hallaron gran cantidad de rollos de Palo Santo acopiados en un galpón.
 
“Se trata  de un galpón clandestino porque no está inscripto como establecimiento para el acopio de madera, más precisamente Palo Santo, así que partiendo de esa base es ilegal”, dijo el profesional.
 
“Sorprende la cantidad  de ejemplares de palo santo que existe en el lugar, se calcula que son alrededor de  90 a 100 toneladas de palo santo, algo así  como tres equipos completos que fueron depositados en este lugar”, dijo Arroyo.
 
Este procedimiento y el resultado del  mismo fue posible gracias al trabajo que realizaron los inspectores de la Dirección de Bosques entre ellos Pedro Gutiérrez quien  dedicó muchas hora de su tiempo para investigar y  descubrir el procedimiento que utilizaba esta gente para no ser descubierto, para lo cual los camiones debieron ingresar cerrados con los acoplados totalmente tapados para no ser detectados y poder acopiarlos en este lugar.
 
Pedro Gutiérrez, el inspector que manejaba la información del acopio, trabajó durante tres meses para detectar esta irregularidad, trabajo que significó no solo seguimiento, sino también guardias para detectar el ingreso y egreso de los camiones y la comprobación fehaciente de que en ese lugar se estaba bajando madera para su acopio, una madera muy precisada y cara. 
Según explicó el ingeniero Arroyo, esta madera, cuyos algunos ejemplares datan de entre 79 a 25 años, fueron traídas de la zona de Misión Nueva Pompeya y probablemente tenía como destino  la exportación.
 
Por su parte el responsable de la Departamento de Fiscalización explicó que de acuerdo a los  informes de los técnicos detectaron en una fábrica abandonada a las fueras de la ciudad de Sáenz Peña,  unas 100 toneladas  de Palo Santo que fueron  traídos de la zona norte de la provincia sin su correspondiente documentación. “Hasta el momento – dijo Vera- nadie presentó ningún tipo de documentación que avale que estos productos vinieron con guía”, señaló. 
 
El inspector  Pedro Gutiérrez fue el que descubrió esta situación ilegal en este galpón,  que fue descubierto gracias a una serie de denuncias anóminas que fue investigando hasta lograr efectivamente el hallazgo del lugar y la descarga de los camiones. Por mucho tiempo, tres meses aproximadamente, desde el fuera del predio fue inspeccionando el lugar hasta que se  pudo constatar que efectivamente  había rollos acopiados en este lugar. Se pidió autorización  al dueño del predio quien nos permitió constatar el lugar y comprobar lo que en su momento se había denunciado. 
 
Por ultimo explicó Gustavo Vera que se va a  hacer  el secuestro y decomiso de la madera y se va a aplicar una multa al responsable de la misma y la madera se llevara a la policía rural donde quedara depositada hasta que la dirección de bosques disponga.
 
Llamó la atención la forma en que se produjo el acopio de este material el emocionado galpón, aseguraron los técnicos que de los años que trabajan al frente de al Dirección de Bosques era la primera vez que veían este tipo de accionar, para ocultar la madera y acopiarlas de esta forma, una nueva modalidad, seguramente por el tipo de madera, ya que se trata de una madera muy preciada y cara que se está cuidando mucho porque se tiende a la extinción de la misma.