Martes, 10 Octubre, 2017 - 09:32

Habita en la selva de Honduras
Descubren una araña igual a Pikachu

Difícilmente los creadores de Pikachu se hayan inspirado en este insecto para crear al famoso personaje de Pokémon, pues acaban de descubrirlo. Sin embargo, la existencia de ciertos rasgos llevó a que en el mundo entero se la conozca como la araña que imita al afamado muñeco amarillo. Aunque parezca llamativo, fue descubierta de manera casual por el explorador de National Geographic Jonathan Kolby durante una travesía en la jungla hondureña.

Kolby cuenta que se trata de un ejemplar de la Micrathena sagittata, una araña cuyo colores (en los que predomina un amarrillo brillante), la ayudan a atraer a sus presas, mientras que las púas exteriores –dos de ellas de gran tamaño y con el formato de un par de cuernos- le sirven como mecanismo de defensa.

Las marcas de color amarillo están sobre el lomo del insecto, donde además tiene las dos largas espinas que terminan en puntas blancas. Además, a los lados de esta estructura parecida a Pikachu se pueden ver filas de espinas bastante más amenazantes que la adorable criatura dibujada. El resto del cuerpo, en tanto, está dominado por un color rojizo brillante, semejante al de algunas especies de hormigas.  

En su relato, Kolby cuenta que cuando la vio por primera vez a la Micrathena en su centro de investigación del Parque Nacional del Cusuco, los rasgos caricaturescos de la araña fueron lo primero que le llamó la atención: "¡Esas protuberancias afiladas y excepcionales en su abdomen me llamaron la atención de inmediato!", dijo.  

Si bien esta fue la primera vez en que un especialista logra ver una araña con estas características, lo cierto es que las Micrathenas con forma de flecha se distribuyen por toda América del Norte y suelen ser muy comunes en los Estados Unidos. De todos modos, pueden ser difíciles de encontrar debido a que son muy pequeñas (las hembras, que doblegan en tamaño a los machos, alcanzan hasta un centímetro de largo con las patas incluidas).

Por último, en referencia a la terrorífica fisonomía del insecto, el especialista de la National Geographic explicó que a las espinas las utilizaría para impedir que la atrapen animales o aves, mientras que los colores serían para atraer a sus presas hasta la misma telaraña dónde él encontró descanso al único ejemplar que pudo ser fotografiado hasta el momento.

Fuente: 
El Instransigente