Martes, 3 Marzo, 2020 - 16:38

Coronavirus: advierten sobre faltantes de barbijos para los grupos de riesgo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) junto con la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) emitieron el pasado 3 de febrero, un comunicado en el que “desaconsejan el uso de barbijo a la población para la prevención del (coronavirus) 2019-nCoV”.
 
En el comunicado explican: “Los virus respiratorios, incluyendo el 2019-nCoV, no se encuentran suspendidos en el aire. Es necesario que una persona infectada con dicho virus lo elimine a través de sus secreciones y solo estarán expuestos quienes se encuentren a corta distancia”.
 
“El uso de barbijo solo se recomienda para personas que tengan síntomas respiratorios (tos, fiebre, dolor de garganta)”, y que hayan estado en contacto con el virus, resaltaron. 
 
Por su parte, el medio nacional Clarín publicó el pasado 25 de febrero que “aunque las mascarillas quirúrgicas o barbijos reducen el riesgo de contagio de infecciones respiratorias como el nuevo coronavirus, su uso no se recomienda a personas sanas en la vida cotidiana. Sólo están justificadas en personas que tienen una infección respiratoria para no contagiar a otros, y en el personal sanitario o familiares que atienden a estos pacientes para no contraer la infección”. Este grupo de riesgo puede sufrir de faltantes de mascarillas por el desavastecimiento asociado a una demanda masiva. 
 
Esto se basó en recomendación realizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Europa y el de Estados Unidos y médicos especialistas en infecciones. 
 
La recomendación se basa en los estudios científicos que han evaluado la utilidad de las mascarillas, y que han demostrado su eficacia en hospitales y en personas que atienden a enfermos en entornos cerrados, pero no en otros lugares.
 
TIPOS DE MASCARILLAS 
 
Los múltiples modelos de mascarillas existentes se agrupan en dos tipos principales. Por un lado, los respiradores, especialmente diseñados para proteger a quien los lleva, ya que evitan la entrada de sustancias tóxicas o agentes patógenos. Por otro, las mascarillas quirúrgicas, diseñadas para proteger a las personas del entorno, ya que evitan la salida de patógenos respiratorios como el virus de la gripe o el coronavirus, según publicó Clarín.
 
Aun así, “ofrecen una cierta protección también para quien los lleva si se utilizan correctamente, ya que evitan la entrada de gérmenes”, explica Almirante. Tecnológicamente más sencillas que los respiradores, y más baratas, las mascarillas quirúrgicas se han convertido en la imagen icónica de la epidemia del coronavirus.