Sábado, 24 Febrero, 2018 - 09:34

Denuncian mala praxis por la muerte de un nene de un año en el Pediátrico

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los abuelos de Lorenzo Toloza, un nene que falleció el 4 de febrero en el Hospital Pediátrico, vinieron a Diario Chaco para contar como fueron las últimas horas del pequeño. El sábado 3 de febrero por la noche, sus padres lo llevaron a la guardia del Pediátrico por una fiebre alta. Contaron que los atendieron, pero “como no había camas para internarlo” tuvieron en brazos a Lorenzo hasta las 10 de la mañana. Durante esas horas su cuadro empeoró, según el relato de los familiares, y fue internado en terapia, donde fallece tras “dos paros cardíacos”. Afirman que no saben de qué murió y exigen una respuesta, además de denunciar mala praxis y abandono de persona.

“A mi nieto le faltaban solo cuatro días para cumplir dos años cuando falleció”, contó Yanina abuela paterna de Lorenzo Toloza, en el inicio del relato sobre la odisea que comenzó el sábado 3 de febrero por la noche, cuando Eliana y Jonatan decidieron llevar a su hijo al Pediátrico por “una fiebre alta”.

Yanina los acompañó y contó que al llegar al nosocomio, “la médica que lo atendió, dijo que se trataba de una angina, le dio dipirona y antibióticos y lo mandó a la casa”. La entrevistada explicó que alrededor de las tres de la madrugada de ese domingo, Lorenzo “seguía con fiebre y muy desganado y débil” por lo que decidieron volver al hospital.

Llegan alrededor de las 5.30, según el relato de Yanina, y en ese momento “las altas temperaturas lo habían debilitado mucho”, cuenta.

“Lo llevaron a la internación, le colocaron ibuprofeno por goteo, y nos sacaron afuera porque no tenían camas para internarlos”, explica la mujer afirmando que junto con los papás de Lorenzo y demás abuelos estuvieron “en la vereda del Pediátrico hasta las siete”.

Yanina cuenta que a “cada rato pedían que lo atiendan porque el nene empeoraba” y que “le habían aparecido unas manchas en la piel”, que les “dijeron que era una reacción alérgica”.

Miguel es el abuelo paterno de Lorenzo, quien sumó además que a las 7.30 “otra médica ordena que le tomen una muestra y analicen la sangre” y que en esta oportunidad vuelven a mostrarle las manchas y hacen notar que Lorenzo tenía los piecitos fríos. Y que la respuesta de la doctora fue: “Debe ser por el aire acondicionado”.

El hombre afirma que tuvieron “en brazos a Lorenzo hasta las 10 de la mañana, porque no lo internaban” y que “veía como mi nieto estaba cada vez peor”.

Ante la insistencia, detalla Miguel, un grupo de doctores trasladan al nene a una sala y luego es internado en terapia intensiva. “La doctora nos dijo que era un caso grave, que mi nieto tenía que haber sido atendido antes y que necesitaba estar aislado”, suma Yanina al relato. Pero afirma que ya era tarde. Lorenzo falleció a las 12 del mediodía de ese domingo.

“Lorenzo tuvo dos paros cardiacos, en el tercero no aguantó y falleció. Nosotros queremos saber qué pasó, por qué no lo atendieron, por qué lo abandonaron”, se suma Carina, la abuela paterna del nene fallecido.

LA DENUNCIA POR MALA PRAXIS

Tras el fallecimiento del pequeño, la familia solicitó audiencia con el ministro de Salud, Luis Zapico, y el Director del Pediátrico. Contaron que fueron atendidos por el ministro que “primero defendió a los médicos pero cuando vio la gravedad del caso, nos aconsejó hacer la denuncia”.

“Creemos que nuestro nieto fue víctima de mala praxis y abandono de persona y vamos a hacer la denuncia en una fiscalía”, explicó Héctor abuelo paterno de Lorenzo, quien contó además que pudieron acceder a la historia clínica de Lorenzo, pero que “en la misma solo tiene datos tras el ingreso del nene a la Terapia Intensiva del Pediátrico” y que “no pudieron acceder a la documentación de la Guardia”. Y afirmaron que van a “exigir que se investigue todo” para “evitar que haya otra muerte más”.