Lunes, 20 Marzo, 2017 - 17:18

Denuncian la presencia de “okupas” en el barrio 40 Viviendas de Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hace meses que un grupo de familias sin techo decidieron usurpar viviendas en inmediaciones al barrio Puerta del Sol y quedarse a vivir allí con las condiciones mínimas de salubridad.

Se trata de 20 familias, y las viviendas que ocuparon ya fueron adjudicadas. Su presencia genera incertidumbre y temor en vecinos lindantes.

Habitantes de los barrios 40 viviendas Fonavi y Puerta del Sol manifestaron su preocupación por la falta de definición en esta cuestión. “Hace meses que usurparon esas viviendas, viven sin agua, sin luz, tenemos miedo, porque muchos de ellos son violentos, no podemos dejar solas nuestras casas por temor a que también nos usurpen”, se quejaron los vecinos de ambos barrios.

En la jornada de hoy se generó una fuerte discusión entre usurpadores viejos y nuevos. Al menos dos familias discutieron entre ellos porque una familia nueva vino a tomar posesión de una vivienda que había quedado deshabitada. Los “usurpadores” que notaron la llegada de estas “nuevas familias”, enseguida los increparon y casi terminan enfrentándose.

Estos “nuevos ocupantes”, incluso impidieron el trabajo de los medios de comunicación a quienes increparon por la presencia de los mismos en el lugar.

Efectivos de la Comisaria Cuarta debieron intervenir para que la discusión no pase a mayores. “Estuvimos trabajando en el lugar para evitar que se produzca algún desorden”, explicaron desde la dependencia policial. Además identificaron a las “nuevas familias” que se presentaron en el lugar.

 

NO ENTIENDEN RAZONES

Cabe señalar que fueron incesantes los esfuerzos que realizó el titular de la Unidad Regional Centro Julio Bojanich para que estas familias desistan de seguir ocupando esas viviendas, que aún no están terminadas, pero que ya fueron adjudicadas. Sin embargo las familias que siempre se mostraron reacias a cualquier diálogo, amenazan que seguirán allí hasta que dichas casas le sean entregadas.

Los vecinos lindantes, que a diario tienen que convivir con esta situación, piden a la Justicia, tome cartas en el asunto. “No podemos seguir viviendo con miedo, no podemos salir tranquilos por temor a que cuando regresemos nos encontremos con que alguien más está ocupando nuestra casa”, se quejaron. “Solo esperamos que la Justicia actúe, como hace tiempo lo tuvo que haber hecho, ordenando el desalojo de estas familias, hace meses que no estamos seguros en el barrio”, señalaron.