Martes, 12 Noviembre, 2019 - 11:25

Democracia o barbarie, la única grieta
Por Sebastián Benítez Molas (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Democracia o barbarie, ésta es la única y verdadera grieta. O estamos del lado de los pueblos que luchan, trabajan, sueñan, se la juegan por su dignidad, por la justicia social, por la paz y la prosperidad para todos, defendiendo a la República, a las instituciones, a la soberanía política y a la independencia económica; o estamos con la barbarie neoliberal, que da golpes de Estado y con ellos liquida procesos democráticos, transformadores de dignidad y paz.

El caso más urgente, indignante y triste es Bolivia, víctima de ese salvajismo neoliberal, enemigo de la democracia. Una Bolivia que desde 2006, de la mano de Evo Morales no para de crecer y desarrollarse, disminuyendo la pobreza, el desempleo, la inflación y recuperando sus recursos estratégicos, que son en definitiva el patrimonio de su pueblo.

Esa Bolivia potente e inclusiva no quiere la barbarie neoliberal, porque sabe que vienen a destruirla: a arrebatar la dignidad de un gobierno nacional y popular, de un pueblo soberano que tuvo como único pecado su sueño de ejercer la libertad.

Bolivia nos duele porque golpean a un hermano, porque pretenden instaurar la indignidad como proyecto político y como estilo de vida.

Es imposible quedarse de brazos cruzados sin condenar este golpe de Estado, es nuestro deber cívico y político, es nuestra responsabilidad humana.

No más golpes de Estado. Ni en Bolivia ni en ningún país de Latinoamérica. Nada ni nadie puede justificar la interrupción del orden constitucional.

Nos unen la misma herida, las mismas tiranías y la seguridad de que no podrán contra un pueblo con conciencia.

(*) Secretario de Cultura y Desarrollo Social del Municipio de Resistencia.