Martes, 21 Mayo, 2019 - 09:54

Declararon culpable a un médico de Río Negro por no cumplir con un aborto legal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Justicia rionegrina declaró esta mañana responsable de incumplimiento de los deberes de funcionario público al ginecólogo Leandro Rodriguez Lastra por no realizar un aborto no punible a una joven de 19 años violada y embarazada por un familiar en 2017 en Cipolletti, quien permaneció internada en un hospital hasta el momento de parir.

El juez, Álvaro Meynet, dio a conocer su veredicto esta mañana y en los próximos días informará la pena que puede ser de hasta 2 años de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer la medicina. Sin embargo, el fallo permitió que el ginecólogo continúe con sus tareas profesionales hasta tanto se de a conocer el tiempo de la pena y que ésta quede firme en las próximas audiencias.

Tras el fallo, el juez argumentó las circunstancias en las que un aborto se considera no punible según el artículo 86 del Código Penal y la ley rionegrina 4796, y resaltó que Rodríguez Lastra no estaba inscrito en el registro de objetores de consciencia.

El fiscal Santiago Márquez Gauna había considerado que el ginecólogo no respetó el deseo de la víctima y se negó a realizar la práctica reglamentada en las leyes provinciales porque no le creyó a la joven cuando dijo que había sido violada, ni tampoco lo hizo con las profesionales que se comunicaron con él. 

La defensa del médico, a cargo de los abogados Damián Torres y Juan Pablo Chirinos, indicó que la responsabilidad fue de las médicas que atendieron a la víctima en el Hospital de Fernández Oro y aseguraron que no existió un proceso abortivo por lo que no habría podido ser revertido. A su vez, destacaron que los medicamentos que le dio a la joven fueron para tratar la fiebre y el proceso infeccioso con el que el 22 de abril de 2017 ingresó al hospital de Cipolletti cuando el embarazo cumplía 22 semanas de gestación.

EL CASO

En enero de 2017, la víctima llegó al hospital de la localidad aledaña de Fernández Oro, dijo haber sido violada y firmó la declaración jurada para poder interrumpir su embarazo como indica el protocolo nacional de acceso al aborto no punible, aprobado por la secretaría de Salud de la Nación y al que adscribió la provincia de Río Negro en 2014, y ratificado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo FAL.

Cuando la médica de guardia intentó derivarla al Hospital Moguillansky de Cipolletti, el jefe del Servicio de Ginecología, Rodríguez Lastra anticipó que no iba a recibirla y exigió un examen psiquiátrico, algo que no es requisitorio en la ley 4796 de atención sanitaria. A principios de abril, la joven regresó al hospital de Cipolletti bajo los efectos de pastillas abortivas, fue internada por Fernández Lastra y obligada a parir un bebé entregado luego en adopción.

Fuente: 
Télam

Notas relacionadas