Miércoles, 6 Junio, 2018 - 12:17

Cultiva Género continúa con las funciones de cine- debate en Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Gobierno del Pueblo del Chaco, a través del Instituto de Cultura, continuará adelante con la iniciativa Cultiva Género. En ese marco, este viernes 8 de junio, a las 20.30, en la Sala de Teatro Septiembre (Av. Sarmiento 241, Sáenz Peña), se llevará a cabo una nueva velada de cine- debate orientada a la prevención de las violencias en el noviazgo.

En esta oportunidad se proyectará No me mates. La historia de Corina Fernández. Se trata de una película basada en un hecho real, protagonizada por Ana Celentano y Alejo García Pintos.   

La vicepresidenta del Instituto de Cultura del Chaco, secretaria del Gabinete Interministerial de Género y coordinadora general de Cultiva Género, Cristina Aboitiz, resaltó la necesidad de “desconstruir y elaborar una nueva forma de relacionarnos para poder llevar adelante una sociedad más justa, libre e igualitaria”.

“El gobernador de la provincia Domingo Peppo brega por la inclusión y la igualdad, y Cultiva Género – realizado con el apoyo del presidente del Instituto de Cultura del Chaco, Héctor Bernabé – es una de las acciones que desarrollamos en este sentido”, expresó.

La acción cultural Cultiva Género “pretende por medio de distintas actividades culturales y artísticas impulsar logros de inclusión e igualdad. El último informe brindado por la UNESCO sobre la igualdad de género ilustra la necesidad de suscitar lugares de debate con el fin de sensibilizar la opinión pública sobre la importancia de la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades en todos los géneros”, agregó Aboitiz.

La película

La historia de Corina Fernández es una de las tantas que patentizan en Argentina la violencia de género, esa que sufre una mujer por su condición de tal. Corina fue víctima de las agresiones de su ex marido, pero se volvió un emblema porque su caso llegó a los tribunales y logró en 2012 la primera sentencia judicial que habló de femicidio.

Dispuesta a contar su propia historia, Corina participó como productora de la película. Ella sufrió tres disparos en el tórax la mañana del 2 de agosto de 2010, en el barrio porteño de Palermo, en la puerta del colegio de donde acababa de dejar a sus hijas. Su ex marido, Javier Weber, se le apareció disfrazado de anciano y le vació el cargador a corta distancia.

"Nosotros vamos a salir en los diarios", le había prometido Weber. Corina había hecho más de 80 denuncias sobre agresiones, amenazas y acoso. Pero no fueron suficientes para impedir que su agresor pasara de las palabras a los hechos.